CONTRAVÍA

Erradicar la corrupción y el genocidio

Factor Méndez

fmendez21@gmail.com

Defensor Derechos Humanos. Catedrático. Periodista/Escritor. Estudió Derecho, Derechos Humanos y Trabajo Social en Guatemala, Honduras y Costa Rica. Catedrático San Carlos y Rafael Landívar. Fundador Centro de Investigación, Estudios y Promoción de Derechos Humanos CIEPRODH. Autor de ensayos y artículos sobre temas sociales, políticos, memoria histórica y Derechos Humanos.

post author

Factor Méndez Doninelli

1948-2018. Saludo 70 aniversario de vigencia de la Declaración Universal de Derechos Humanos, proclamada por Asamblea General de Naciones Unidas ONU el 10 de diciembre de 1948.

Este mes, otras conmemoraciones mundiales se desarrollan. El 9 de diciembre la humanidad celebra el Día Internacional contra la Corrupción y el Día para conmemorar a las Víctimas del Genocidio. Ambos temas están relacionados con cuestiones sensitivas y polémicas. Uno, la lucha contra la corrupción, resolución A/RES/58/4 del 31 octubre 2003. El otro, conmemora a las víctimas de genocidio, resolución A/RES/69/323 aprobada el 11 septiembre 2015.

LA CORRUPCIÓN Y SUS SECUELAS SOCIALES. Sobresale la que tiene su origen en el sector público, el robo descarado de fondos públicos ejecutado por políticos y redes criminales que en asociación con militares y empresarios nacionales o transnacionales, cooptan a los Estados y sus instituciones para utilizarlos a favor de intereses personales.

Es común conocer sin poca sorpresa, los escándalos de ese tipo descubiertos en muchos países del planeta, desde los poderosos Emiratos Árabes hasta los más pobres como los del Triángulo Norte, Guatemala entre estos y otros de la región.

El saqueo de fondos públicos, la evasión de impuestos de grandes empresarios, el financiamiento electoral ilícito, las gratificaciones a cambio de concesiones, contratos, licitaciones millonarias, el sobreprecio de obras públicas, tráfico de influencias, son algunas modalidades para exprimir el dinero del Estado.

En algunos casos, la voluntad política, la independencia judicial y la firme decisión de combatir este mal endémico y arcaico están contribuyendo a erradicarla con el esfuerzo de todos. La lucha contra la corrupción ha demostrado ser eficaz, hoy por este delito en varios países incluido Guatemala, están en la cárcel exgobernantes, monarcas, políticos, empresarios, jueces, militares y testaferros de todo tipo.

La corrupción vulnera Derechos Humanos DD. HH. de la población. Corrompe valores sociales. Impide el desarrollo humano. Incrementa la pobreza y cierra oportunidades a la gente.

EL GENOCIDIO, UN CRIMEN CONDENADO POR EL DERECHO INTERNACIONAL, así lo tipifica la Convención Internacional contra el Genocidio en el artículo 2, que afirma es un delito de derecho internacional, “cometido en tiempo de paz o en tiempo de guerra.”
Al respecto, António Guterres, Secretario General de ONU sostiene: “El genocidio no surge por accidente: es deliberado y está precedido de señales de advertencia y precursores. A menudo es el corolario de años de exclusión, de negación de los derechos humanos y de otras injusticias. (…) Debemos esforzarnos más por responder a tiempo y evitar un recrudecimiento de la violencia. (…) También debemos poner más empeño en resguardar y proteger a quienes huyen de los conflictos armados o la persecución, y denunciar el odio de todo tipo”.

Conmemorar a las víctimas de genocidio también atañe a Guatemala, cuyo Estado ha cometido ese delito y porque existen miles de víctimas, particularmente indígenas del área Ixil. Mi solidaridad con las familias de víctimas.
Guatemala es un país dominado por la corrupción y con miles de víctimas de genocidio. El Estado y Gobierno guatemaltecos debieron resaltar estas dos conmemoraciones mundiales del 9 de diciembre, a fin de mostrar compromiso y respeto a los DD. HH., pero ha sido lo contrario, quienes dicen abanderar la lucha contra la corrupción en el país, ni siquiera chistaron palabra, menos que hubiere algún acto oficial con referencia a estos eventos planetarios.