Esta imagen proporcionada por Harpo Productions muestra al príncipe Enrique, a la izquierda, y a Meghan, duquesa de Sussex, hablando sobre el bebé que esperan durante una entrevista con Oprah Winfrey. (Joe Pugliese/Harpo Productions via AP)

POR JILL LAWLESS Y DANICA KIRKA/AP
LONDRES/AP

La familia real británica digería este lunes las declaraciones de una inusual entrevista en televisión al príncipe Enrique y la duquesa de Sussex, en la que la pareja dijo haber encontrado actitudes racistas y una falta de apoyo que provocó pensamientos suicidas a Meghan.

En una entrevista de dos horas con Oprah Winfrey, la pareja hizo una descripción poco favorecedora de la vida en la casa real, mostrada como una institución fría y falta de empatía de la que tuvieron que escapar para salvar sus vidas.

Meghan dijo a Winfrey que, en un momento dado, «Simplemente ya no quería vivir» y tenía pensamientos suicidas incontrolables. Dijo haber buscado ayuda a través del departamento de recursos humanos de palacio, pero le dijeron que no podían hacer nada.

Meghan, de 39 años, admitió haber sido ingenua al inicio de su relación con Enrique y que estaba poco preparada para las restricciones de la vida en la familia real.

Las declaraciones han provocado diversas reacciones. Foto La Hora

La duquesa, que se identifica como birracial, describió cómo, cuando estaba embarazada de su hijo Archie, hubo «preocupaciones y conversaciones sobre qué tan oscura sería su piel al momento de nacer».

Enrique confirmó esa conversación, y dijo: «Me quedé un poco conmocionado». Dijo que no aclararía quién hizo el comentario.

La pareja anunció a principios de 2020 que dejarían sus tareas reales y se mudarían a Norteamérica debido a lo que describieron como intrusiones insoportables y actitudes racistas de los medios británicos. La ruptura se hizo oficial este año, y la entrevista estaba ampliamente considerada como su primera oportunidad de explicar su decisión.

Las implicaciones de la entrevista -emitida el domingo por la noche en Estados Unidos y que se ofrecería en Gran Bretaña el lunes por la noche- apenas empezaban a comprenderse. Emily Nash, editora de realeza en la revisa Hello!, dijo que las revelaciones les habían «conmocionado» a ella y a muchos otros espectadores.

No deje de leer: Gran Bretaña se alista para reapertura de escuelas

«No veo cómo palacio puede ignorar estas acusaciones, son increíblemente graves», dijo. «Están las acusaciones de racismo. Después está también la afirmación de que Meghan no recibió apoyo, y que incluso pidió ayuda al equipo de recursos humanos de la casa real y se le dijo que no podía buscar ayuda».

El grupo antimonárquico Republic dijo que la entrevista de Winfrey muestra con más claridad cómo es la familia real, y no es una imagen agradable.

«Ya sea por el bien de Gran Bretaña o por el bien de los miembros más jóvenes de la familia real, esta institución podrida tiene que acabarse», dijo Graham Smith, del grupo activista.

«Algunas personas dirán ‘bueno, claro que usted diría eso’, pero esta entrevista sólo ha servido para subrayar lo que mucha gente sabe desde hace años: la monarquía está podrida hasta el fondo y no refleja los valores británicos».

En varias partes del mundo la entrevista generó reacciones. Foto La Hora/AP

Enrique, príncipe desde que nació, describió cómo la experiencia de su esposa le ayudó a darse cuenta de cómo él y el resto de la familia estaban atrapados en una institución opresiva.

«Estaba atrapado, pero no sabía que estaba atrapado», declaró. «Mi padre y mi hermano están atrapados». Meghan, dijo, «me salvó».

Esa generación de la familia real, a la que pertenecen Enrique, Meghan, el príncipe Guillermo, y la esposa de Guillermo, Catalina, ha hecho de las campañas de concienciación sobre salud mental una de sus prioridades. Pero Enrique describió a una familia real totalmente incapaz de ofrecer ese apoyo a sus miembros.

«Para la familia, tienen mucho esta mentalidad de ‘Esto es así, así es como debe ser, no puedes cambiarlo, todos hemos pasado por ello'», dijo Enrique.

La pareja ha sido muy criticada en Reino Unido antes de que se emitiera la entrevista. El príncipe Felipe, abuelo de Enrique y de 99 años, está hospitalizado en Londres tras una operación de corazón, y los críticos vieron la decisión de seguir adelante como una carga para la reina, a pesar de que fue la CBS, y no Enrique y Meghan, quien decidió cuándo se emitiría.

Las declaraciones provocaron muestras de apoyo en Estados Unidos, donde se emitió el domingo por la noche la entrevista. Estaba previsto que se emitiera más tarde el lunes en Gran Bretaña, donde algunas personas ven a Meghan y Enrique como una pareja que puso su felicidad personal por delante del deber público.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión. Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorBélgica prohíbe todo viaje no esencial debido al coronavirus
Artículo siguienteAifán por premio IWOC: Se visualiza el trabajo valiente de las juezas guatemaltecas