SEGÚN INACIF

En tres meses, 1 mil 343 niños y niñas han sido evaluados por delito sexual

Más de mil niños y niñas han sido evaluados por el Inacif por delito sexual. FOTO LA HORA

POR MARIELA CASTAÑÓN
mcastanon@lahora.com.gt

En el primer trimestre del año, 1 mil 343 niños, niñas y adolescentes (NNA) han sido evaluados en el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), por sospecha de que fueron víctimas de una violación sexual.

El ente investigador científico detalló que de los reconocimientos médicos realizados, 330 correspondían a niños y niñas de 1 a 9 años; 622 a NNA de 10 a 14 y 391 a adolescentes de 15 a 17 años.

Además, destacó que de las 1 mil 343 evaluaciones, el 86 por ciento corresponde a niñas y el 14 por ciento a niños.

Otto Rivera, secretario ejecutivo de la Coordinadora Institucional de Promoción de los Derechos de la Niñez (Ciprodeni), indicó que estos datos reflejan que los casos van en incremento, tomando como referencia los 4 mil 752 reconocimientos que Ciprodeni registró en 2018.

Rivera agregó que el año pasado nacieron más de 116 mil bebés de niñas y adolescentes, lo que evidencia un problema grave, que necesita ser atendido con urgencia.

“De acuerdo con los datos que hemos compilado el año pasado, 116 mil 773 niñas de 10 a 14 años resultaron embarazadas producto de la violencia sexual, tenemos frente a nosotros 116 mil 773 nuevos bebés, si Guatemala no hace algo prontamente para detener estas prácticas de abuso y violencia sexual contra las chicas y chicos, dentro de 14 años cuando los bebés que nacieron el año pasado sean adolescentes, serán muchísimos más embarazos”, lamentó.

El secretario ejecutivo de Ciprodeni, destacó que no existen políticas de Estado para prevenir la violencia sexual y explotación, a pesar de que en el Decreto 09-2009, Ley contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas que se aprobó en el año 2009 se demandaban varias acciones.

Rivera dijo que el Artículo 5, literal “e” de esa normativa ordenaba trasladar planos, programas proyectos e iniciativas que aprobara la Comisión Nacional de Niñez y Adolescencia (CNNA), sin embargo, eso no sucedió. Agregó que, aunque sí se hubiera hecho lo demandado la CNNA no estaba en capacidad de dar respuesta.