POBLACIÓN HA RESPONDIDO A LOS LLAMADOS DE AYUDA

En medio del dolor, guatemaltecos sacan su lado más solidario

Por Denis Aguilar
daguilar@lahora.com.gt

Al igual que en tragedias pasadas, como en el terremoto de 1976, el deslave de El Cambray II y el Huracán Mitch, los guatemaltecos han sacado su lado más humano y solidario, apoyando de diferentes formas a las víctimas de la erupción del Volcán de Fuego, y los rescatistas que han arriesgado sus vidas en sus labores de búsqueda.

Con víveres, accesorios de higiene personal y equipo de trabajo para los rescatistas, los guatemaltecos han mostrado su apoyo a las comunidades más afectadas y a los rescatistas que han realizado una incansable labor para recuperar los cuerpos de las víctimas.

Después de la tragedia, las redes sociales se inundaron de mensajes con solicitudes de apoyo a la población, se habilitaron centros de acopio y se realizan y convocan actividades benéficas con el fin de recaudar fondos para los afectados.

En el Paraninfo Universitario, estudiantes de la Universidad de San Carlos de Guatemala instalaron un centro de acopio, requiriendo alimentos no perecederos, agua pura, artículos de higiene personal, ropa para niños y adultos, así como frazadas y ponchos.

Ayer los estudiantes sancarlistas trabajaron hasta altas horas de la noche para ordenar la ayuda recibida. Hoy también recibirán apoyo en el Paraninfo Universitario, a cualquier hora.

En el barrio Gerona, zona 1 de la ciudad de Guatemala, vecinos se han acercado a entregar donativos en el centro de acopio ubicado en la Dirección General de la Policía Nacional Civil, para luego ser trasladados a los damnificados por la erupción del Volcán de Fuego.

La PNC reportó que los guatemaltecos se han acercado a la Comisaría del departamento de Jutiapa para mostrar su solidaridad con las personas que perdieron prácticamente todo debido a la tragedia.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) informó que anoche personal de esa institución y elementos del Ejército realizaron la descarga de recursos donados por guatemaltecos, los cuales fueron almacenados en las bodegas de la sede regional de la Conred, en Escuintla.

La Universidad Rafael Landívar habilitó un centro de acopio en su sede y señaló que requirieron donativos de equipo médico como jeringas, gasas, analgésicos, alcohol medicinal, suero oral, agua oxigenada, guantes látex, pachas, toallas sanitarias y agua oxigenada.

Según usuarios en redes sociales, en albergues de Escuintla se necesitan de manera urgente ropa, ropa interior, toallas, zapatos para adultos y niños. Incluso han pedido que se donen juguetes para los menores de edad.

Mientras que en albergues de San Juan Alotenango lo que más se necesita son toallas húmedas, pañales desechables, gel antibacterial, toallas sanitarias, esponjas y jabón lavatrastos, gas para cocinar y gasolina para los bomberos.

Las contribuciones personales han sido abrumadoras en los centros de acopio y en los lugares de la tragedia, todos ayudan como pueden. La PNC informó en sus redes sociales que un grupo de mujeres que laboran para empresas de pesca colaboraron hoy cocinando comida para los cuerpos de rescate.

Chefs para Guatemala activó su respuesta y con socios como Gente Gas repartieron ayer 3500 sándwiches para los evacuados y a los primeros rescatistas en El Rodeo, Alotenango y Escuintla.

Tal es el grado de solidaridad de los guatemaltecos, que inclusive diversas organizaciones se han unido para el rescate de animales domésticos que sobrevivieron a la tragedia. De igual forma, los cuerpos de socorro han rescatado a muchos animales que pudieron sobrevivir al hirviente flujo piroclástico lanzado por el coloso.