En medio de la pandemia, lluvias traerían más problemas

Las lluvias también representan dificultades para el país.FOTO LA HORA/CONRED/ARCHIVO

Por Denis Aguilar
daguilar@lahora.com.gt

En medio de la pandemia del COVID-19, el pronóstico meteorológico estima que para el próximo sábado se dará un incremento en las lluvias, lo cual atrae problemas al país por los derrumbes e inundaciones, además de la propagación de enfermedades como el dengue y el zika.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), indicó que reciben constante información de Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Hidrología Meteorología (Insivumeh) sobre los pronósticos climatológicos, donde se estima que las lluvias podrían incrementar durante el próximo fin de semana.

David de León, portavoz de la Conred, señaló que las principales condiciones de lluvias se darían en las regiones del sur al centro del país, así como en las costas del departamento de Jutiapa, siendo esta la principal situación a esperar.

De León indicó que en este momento “no se puede determinar si podría ser más intensa en cuanto al registro como tal”, pero lo que sí se puede determinar es que las lluvias podrían generar acumulados importantes en algunas zonas donde es propicio el registro de inundaciones.

“A lo largo de la costa de Jutiapa, la costa de Santa Rosa, el Canal de Chiquimulilla en general, lugares en donde anteriormente hemos tenido inundaciones”, dijo.

LEA: Baja Presión amenaza la región en medio de la emergencia por el COVID-19

PROTOCOLO DE LLUVIAS ANTE PANDEMIA

David de León dijo que en Conred cuentan actualmente con un protocolo de la temporada de lluvias que se activó a principios de mayo y que en ese protocolo se adicionó la parte de la temporada de huracanes, además de un procedimiento de respuesta por el COVID-19.

“Se tiene el trabajo y la verificación, lo que se ha pedido a los alcaldes es que identifiquen los salones y centros que puede funcionar, además de que estos centros tengan el servicio de agua potable y que al momento de que las personas ingresen se mantengan en todo momento del distanciamiento, la toma de temperatura, uso obligatorio de mascarillas y que estén constantemente lavándose las manos”, dijo.

Por el tema de las lluvias, la Conred y registra 53 incidentes y 166 mil 629 personas afectadas, 3 personas han resultados heridas y 3 han fallecido; asimismo, ya se reportan varios inmuebles con daños.

INSIVUMEH: LLUVIAS SERÁN MÁS INTENSAS

César George, meteorólogo del Insivumeh, indicó que desde el mes de febrero han previsto que este año, en la primera parte de la época lluviosa entre los meses de mayo y julio, se tengan lluvias importantes por arriba de lo normal, principalmente en zonas como la Franja Transversal de Norte, Huehuetenango, Alta Verapaz, Quiché y el sur del Petén.

También podrían darse lluvias por arriba de lo normal en la boca costa, en el suroccidente; además de que se pronostica que desde el atlántico uno o dos sistemas tropicales generen más lluvias en el territorio nacional.

George dijo que hay una preocupación grande en el tema de las lluvias aunado a la situación del COVID-19, esto debido a que se puede generar algún tipo de aglomeración, de ser necesario, en albergues, donde se tendrán que seguir lineamientos del Ministerio de Salud.

“Estamos muy preocupados y a la hora de una emergencia esto se podría llevar a cabo”, dijo George.

Las condiciones de lluvia podrían incrementarse en las próximas semanas. Foto La Hora/archivo

CASTELLANOS: VAMOS A TENER PROBLEMAS

Edwin Castellanos, director del Instituto de Investigaciones de la Universidad del Valle de Guatemala (UVG), indicó que las lluvias traerán problemas, los que siempre han estado en el país, añadido al tema de la pandemia del COVID-19 puede causar un estrés adicional.

“No solamente en el tema de derrumbes o inundaciones que son obviamente problemáticas, pero hay que recordar que la lluvia también nos trae enfermedades adicionales”, dijo Castellanos.

A la vez, indicó que con la lluvia vienen los zancudos y con estas enfermedades como el dengue, el zika y la chikungunya, lo cual se suma a la crisis que ha generado el COVID-19.

“Tenemos situación de lluvias intensas que puede causar deslaves e inundaciones, tenemos situación de mayor exposición a enfermedades por zancudo e incluso también la época de lluvia nos trae más enfermedades bronquiales”, dijo Castellanos.

Sobre estas enfermedades, Castellanos dijo que con las lluvias puede haber más casos de catarro o gripe, lo cual puede asustar a las personas al pensar que les pudo haber dado COVID-19.

“El hecho de tener enfermedades respiratorias adicionales al COVID, asusta a la población, la hace más vulnerable porque también mi sistema inmunológico se debilita”, dijo Castellanos.

El país siempre se ha visto vulnerable frente a las lluvias. Foto La Hora CONRED/Archivo

SALUD DISPONE DE PROTOCOLO

El Ministerio de Salud compartió con La Hora un plan de acción que se tiene disponible ante el tema de las lluvias, el cual está condicionado a la pandemia del COVID-19, por lo que indican que este abordaje debe ser estratégico para para el proceso de conductas o patrones de prevención.

Asimismo, Salud indica que en la época de lluvias se aumentan los riesgos epidemiológicos de enfermedades transmisibles como tos ferina, Infecciones respiratorias agudas, especialmente la influenza, así como las arbovirosis, dengue y zika especialmente, además de las enfermedades trasmitidas por alimentos como diarreas, iras y neumonías.

Ante eso, Salud se han declarado en alerta amarilla institucional a partir del 15 de mayo al 30 de noviembre del 2020, por lo que aseguran contar ya con lineamientos de evaluación y de coordinación para evitar la propagación de estas enfermedades, así como de ayuda y apoyo externo.

Según Salud, cuentan como más 60 mil trabajadores para dar atención a esta situación y 1 mil 560 servicios de salud en todo el país.