Embajadora de EUA en Nicaragua explica postura de empresarios en esta crisis

La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, durante su discurso ante AMCHAM. Foto: Embajada de Estados Unidos en Nicaragua

Por Redacción La Hora
lahora@lahora.com.gt

La embajadora saliente de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, envió ayer un mensaje a los empresarios nicaragüenses, a quienes recordó que antes de la crisis, la comunidad empresarial nicaragüense valoraba más la estabilidad que la sostenibilidad.

En su discurso en un evento de Amcham, que fue publicado en la página web de la Embajada, la diplomática recordó que antes de abril, cuando hablaba del futuro incierto de Nicaragua debido a la falta de un Estado de Derecho y la falta de democracia, los empresarios le decían con frecuencia que podían sacrificar algunos de esos derechos fundamentales porque Nicaragua no estaba en guerra ni sufría la violencia de los países del Triángulo Norte.

De acuerdo con Dogu, la comunidad empresarial valoraba más la estabilidad que la sostenibilidad, creían que el crecimiento económico traería más oportunidades, no obstante esa no era la percepción de pequeños agricultores, jóvenes empresarios, estudiantes, mujeres líderes, comunidades indígenas y otros.

Estos nicaragüenses soñaban con un país justo con oportunidades económicas para todos, donde la corrupción y la identidad política no limitaran las oportunidades a unos pocos, indicó.

“Ahora está claro que la gran mayoría de los nicaragüenses ya no aceptarán más la corrupción de los funcionarios gubernamentales o de las empresas privadas y que ya no confían en las instituciones del gobierno. Quieren un país que proteja sus derechos y quieren elecciones libres, justas y transparentes. Lo que entienden es que la prosperidad, la seguridad y la democracia sólo pueden funcionar bien cuando todas se complementan”, dijo la diplomática.

La democracia, la buena gobernanza y el Estado de Derecho son la base que permite la prosperidad y la seguridad, anotó.

Según dijo Dogu en su discurso, las decisiones del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ya han costado US$500 millones de los recursos de Nicaragua, 350 mil nicaragüenses han perdido sus empleos y un 5 por ciento de la población ha caído en la pobreza desde abril. La industria turística también ha sufrido un gran retroceso.

“No habrá un retorno a la normalidad sin un cambio transformador que incluya elecciones libres, la separación de poderes, el Estado de Derecho y la protección de los derechos humanos de los ciudadanos”, señaló.

MODELO DE CAUDILLO DEBE TERMINAR
Durante su discurso, Dogu también hizo referencia a que el modelo de caudillo debe terminar ahora y que el poder y las oportunidades deben compartirse con todos. “Eso puede sonar aterrador para algunos de ustedes, pero será la clave para construir un futuro sostenible para el país”, señaló.

Dogu ofreció este discurso en un evento de Amcham en su último día como embajadora de Estados Unidos en ese país centroamericano. En su lugar llega el embajador Kevin Sullivan.