La defensa del Villareal se mostró implacable. Foto La Hora/Manu Fernandez/AP

El Real Madrid se dejó un empate (0-0) en el Santiago Bernabéu este sábado ante el Villarreal en la séptima jornada de LaLiga Santander, sometido durante gran parte del encuentro por el ‘submarino’, dueño del balón y de las ocasiones.

El cuadro blanco cedió su segundo empate, por cinco victorias, superado por un rival que sacó del partido a los de Carlo Ancelotti. El Villarreal jugó con personalidad y calidad, pero le faltó gol, mientras un remate de cabeza de Isco en el minuto 82 fue la única parada de Rulli. El Madrid, con 17 puntos, sigue líder pero no aprovecha la derrota del Atlético (14) en Mendizorrotza.

El ‘submarino’ tuvo en el césped del Bernabéu un campo de pruebas perfecto para ensayar la salida con balón, la elaboración desde atrás salvando las líneas de un Madrid que no sabía si presionar o no. El ‘pero’ importante fue la falta de gol o la última línea local, un Courtois que dejó su par habitual de intervenciones.

De inicio pareció un ida y vuelta, pero en verdad el Villarreal vivió cómodo el primer tiempo. Benzema y Rodrygo lo intentaron desde lejos, en lo más parecido a ocasiones de gol, pero el Madrid empleó su tiempo en correr detrás del balón y, cuando lo vio inútil, esperar atrás, impedir agujeros y tratar de salir a la contra.

La salida de balón de Pau Torres, y Danjuma y Yeremi Pino, por sus llegadas, fueron los mayores problemas locales. La presión del Madrid era adelantada pero mala, con Ancelotti dando indicaciones sin parar, y los de Emery la rompieron casi siempre con calidad. Cerca del cuarto de hora, Courtois dejó un paradón ante un Danjuma que se fue de Valverde, lateral derecho esta noche, y de Asensio.

Otra gran jugada visitante, a la media hora, no llegó a buen puerto con fuera de juego por poco, pero los de amarillo campaban a sus anchas. La última fue de Danjuma, después de un tímido despertar del orgullo blanco con un par de arrancadas, con Nacho pidiendo penalti en una de ellas, y Asensio tratando de encontrar su zurda en buena posición después de su triplete al Mallorca.

 

El balear, de nuevo titular, usó su guante para poner el balón en la cabeza de Militao en la reanudación. El central perdonó a dos metros del gol y el Madrid parecía otro tras el descanso. Ancelotti, que tiró de Camavinga, se decidió a la presión al unísono y el Villarreal pasó los primeros apuros, pero por poco tiempo.

Al Madrid le duró poco esa intensidad arriba, lo volvió a intentar con la entrada de Hazard en el último cuarto de hora, y el campeón de la Liga Europa mandó en el Bernabéu. Danjuma la volvió a tener y a balón parado la devolvió también el ‘submarino’, sin remate acertado de Alcácer y después Pau, ambos solos.

La entrada del belga animó al Madrid y al Bernabéu, con la ocasión clara para Isco y el manotazo de Rulli para sacar el balón, pero después Nacho tuvo que salvar una llegada en solitario de Rubén Peña. El Villarreal, rey del empate en esta Liga, se quedó a medias y al Madrid se le enfrió la euforia de las últimas semanas antes de otra semana de Champions para ambos equipos.

Agencia AP
Associated Press es una organización de noticias global independiente dedicada a la información fáctica, fundada en 1846 y ahora con presencia mundial.
Artículo anteriorOtra vez sin Messi, PSG vence a Montpellier
Artículo siguienteDesinformación pone cuesta arriba vacunación en Chisec, según médico