Pedro Pablo Marroquín

pmarroquin@lahora.com.gt

Esposo, papá, abogado y periodista. ¡Si usted siempre ha querido un mejor país, este es su momento de actuar!

post author

Pedro Pablo Marroquín Pérez
pmarroquin@lahora.com.gt
@ppmp82

Desde hace mucho tiempo he dicho que esta elección, para muchos, no es más que la oportunidad de consolidar un sistema que les ha sido muy rentable y que estuvo en riesgo tras ser evidenciada la abrumadora corrupción y el enorme tráfico de influencias del que se alimenta, que permite generar negocios y crímenes en total impunidad.

Algunos lo han entendido tan bien que acordaron que necesitaban poner en marcha todos los motores del sistema para lograr que este se recompusiera en lugar que se terminara de resquebrajar y por eso vemos a gente de “alcurnia” operando codo a codo con los que ellos mismos consideran “peste”, pero es que las necesidades son tales que el fin tolera las formas.

El sábado mencioné que el Ministerio Público (MP), la Contraloría General de Cuentas (CGC) y la Procuraduría General de la Nación (PGN) estaban actuando como entes del poder paralelo, porque se ha desvirtuado su función para darle paso a los intereses que desean reafirmar este sistema a como dé lugar para que “todos podamos vivir tranquilos”, dicen.

Y si usted no me cree cómo están operando las cosas, es necesario retrotraernos al antejuicio de Felipe Alejos, quien se ganó el tiempo que quiso con 15 recusaciones en contra de su juez pesquisidor en lo que le daba tiempo de elegir a su salvador y es así como termina pactado con Fredy Cabrera, su hoy candidato presidencial.

Un famoso miércoles de noviembre de 2018 se pactó en la tarde el incremento al presupuesto del Organismo Judicial (OJ) con el que Alejos y sus seguidores del Legislativo estaban presionando a los magistrados y esa misma noche, el pleno de la CSJ declaraba por mayoría sin lugar el antejuicio de Alejos.

Cuatro días después Fredy Cabrera fue proclamado candidato presidencial.

Y como el sistema supo que si era necesario meter las manos en las elecciones lo iban a hacer, empezaron a trabajar lo necesario para quitar el último freno, la Corte de Constitucionalidad (CC) y por eso vimos la arremetida en diciembre y enero de este año, porque ya sabían que tenían el control del Tribunal Supremo Electoral (TSE), CSJ y les faltaba la CC.

Ayer, el TSE no resolvió que lo de Thelma Aldana tenía que ver con lo de la orden de captura porque entonces con eso se llevan entre las patas a Sandra Torres quien es objeto de investigación en un caso que Consuelo Porras entretuvo, sino que usaron el argumento de que el finiquito perdió vigencia porque recordemos que TODOS (sí, el mismo partido de Alejos y Cabrera) forzaron al Contralor de Cuentas para que presentara una denuncia en contra de Aldana por un trabajo que según denunciaron, sí se hizo pero no se socializó.

Para la UNE ha sido muy cómodo que TODOS haga el chance al poner a operar sus tentáculos (Fredy Cabrera se quejó por el caso contra Sandra Torres) y en TODOS dicen que necesitan a Torres para ganarle en segunda vuelta porque su antivoto es tal, que ya quedó demostrado en el 2015 que la gente vota por cualquiera, literalmente, en contra de Torres y Cabrera aspira a ser el Morales del 2015.

El sistema opera a todo vapor y la gente se centra en la UNE, pero estos están dejando que sea la gente de TODOS la que haga el trabajo shuco porque demostraron, con el antejuicio de Alejos, que saben cómo se mueve la melcocha. Por eso, la comunidad internacional empieza a ver este fenómeno de impunidad que opera en Guatemala.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorInformación amarillista y el impacto en la salud
Artículo siguienteGobernar es cosa seria