El placer de la lectura durante la cuarentena

Juan José Narciso Chúa

juannarciso55@yahoo.com

Guatemalteco. Estudió en el Instituto Nacional Central para Varones, se graduó en la Escuela de Comercio. Obtuvo su licenciatura en la USAC, en la Facultad de Ciencias Económicas, luego obtuvo su Maestría en Administración Pública INAP-USAC y estudió Economía en la University of New Mexico, EEUU. Ha sido consultor para organismos internacionales como el PNUD, BID, Banco Mundial, IICA, The Nature Conservancy. Colaboró en la fundación de FLACSO Guatemala. Ha prestado servicio público como asesor en el Ministerio de Finanzas Públicas, Secretario Ejecutivo de CONAP, Ministro Consejero en la Embajada de Guatemala en México y Viceministro de Energía. Investigador en la DIGI-USAC, la PDH y el IDIES en la URL. Tiene publicaciones para FLACSO, la CIDH, IPNUSAC y CLACSO. Es columnista de opinión y escritor en la sección cultural del Diario La Hora desde 2010

post author

Juan José Narciso Chúa

Ajenamente a las carreras del trabajo que han implicado preparar documentos, realizar investigaciones, así como las consabidas reuniones virtuales para ejercer la docencia, la lectura y la música han constituido espacios agradables de entretenimiento.

Dentro de estas lecturas que tuve la oportunidad de disfrutar, me llegó vía vitual el libro de Javier Cercas, llamado Tierra Alta. Una novela excelente que dentro del género policíaco, consigue llevarlo a uno a acontecimientos recientes, como el atentado terrorista en Barcelona hace algunos años, en donde el personaje central de la novela es justamente quien ejecuta una operación impresionante en el lugar y que lo lleva a considerar como un héroe por la prensa catalana y la población.

Pero más allá de ello, el personaje de Cercas es una asiduo lector, pero que reiteradamente regresa a la clásica novela de Dumas, El Conde de Montecristo, pensando como el inspector persistente e inquisitivo que mantiene la búsqueda del famoso Edmundo Dantés, durante muchos años. Igual el personaje de la novela de Cercas, busca e inquiere que pensará el inspector en este momento, qué buscará, qué elementos vinculará.

Pero la novela también confluye en una cuestión de tipo internacional, relacionando España con México, que resulta intersante, pues mantiene el dilema durante toda la novela, pero me gustó también su condición descriptiva de esta localidad de Tierra Alta, sin dejar de mencionar las dificultades y conspiraciones que se dan dentro de un departamento de policía y, por supuesto el amor entre el personaje central de la novela y su esposa, quienes se conocen justamnete por el placer de la lectura. Un excelente libro, lo mantiene en vilo a uno.

Apareció también Largo Pétalo de Mar de Isabel Allende, e igual que siempre, no me falló. Esta es una novela que establece una serie de relaciones que empiezan desde la Guerra Civil en España, principalmente en la célebre batalla del Ebro, en donde personajes catalanes confluyen como republicanos y terminan saliendo al exilio a través del sur de Francia, luego de la derrota de la milicia republicana.

Los sucesos que narra dentro de esa dolorosa guerra en España, son cruentos, dolorosos, atroces, pero Víctor Dalmau, el personaje central de la novela, se mantiene estoico, como médico, luchando contra enormes limitaciones y buscando salvar vidas.

Ya en Francia, ocurre el aparecimiento de Pablo Neruda, ese insigne e inmenso poeta chileno, quien en una buena relación con el Gobieno del noble pueblo chileno en ese momento, consiguen un barco -el Winnipeg-, para llevar refugiados españoles a ese “largo pétalo de rosa”, cómo le llama a Chile Neruda. Por cierto, acá aparece el famoso pasaje cuando Neruda consigue salir de Chile con un pasaporte de Miguel Angel Asturias. Genial.

En este suceso confluyen otra serie de sucesos y personajes, que se articulan en un conjunto de espacios de vida que se entrelazan, se rompen, se alejan y se juntan nuevamente, llevándolo a uno a disfrutar las particularidades del ser humano ante la adversidad, las posturas difíciles ante una posición ideológica, las vivencias humanas, los amores, los hijos, el febril esfuerzo por sobrevivir en un país extranjero y lejano.

Sin querer escuché a Isabel Allende hablando de esta novela y dijo que ese libro no le costó terminarlo, ciertamente hubo investigación como siempre, pero todo se le presentó y ella articuló personajes y momentos de una forma tan clara, tan humana, que nuevamente terminé triste cuando lo terminé, lo hubiera querido prolongar, pero al final está la vejez, el invierno de la vida y las sorpresas del pasado… . Lindo libro.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorHablando de luces y sombras en la política
Artículo siguienteCerrar el país por 15 días