El Papa expresa su preocupación por violencia en El Salvador

CIUDAD DEL VATICANO
AP

El papa Francisco expresó ayer su preocupación por la violencia en El Salvador y su esperanza de que vuelvan la justicia y la paz.

“Sigo con preocupación las noticias que llegan de El Salvador, donde en los últimos tiempos se han agravado las preocupaciones de la población a causa de la carestía, de la crisis económica, los agudos contrastes sociales y la creciente violencia”, señaló.

“Aliento al querido pueblo salvadoreño a perseverar unido en la esperanza y exhorto a todos a rezar para que en la tierra del beato Óscar Romero vuelva a florecer la justicia y la paz”, manifestó.

El pontífice se refirió a la situación de El Salvador al término de la bendición del Angelus desde uno de los balcones de los palacios pontificios, ante cientos de personas que llenaron la plaza de San Pedro a pesar del fuerte calor del verano romano.

Las maras, las bandas juveniles que asolan al país formadas por unas 60 mil personas, han asesinado en el primer semestre de este año a casi tres mil personas, según reportes de la prensa salvadoreña.

EL PAPA RECUERDA EL HORROR DE LAS BOMBAS ATÓMICAS

El papa Francisco afirmó que la detonación de bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki hace 70 años constituye “una advertencia permanente a la humanidad” sobre la necesidad de rechazar la guerra y prohibir las armas de destrucción masiva.

Durante la tradicional bendición dominical, el pontífice recordó la detonación de las armas atómicas como “un hecho trágico que todavía despierta horror e indignación”.

Agregó que los ataques a las ciudades japonesas se han convertido en un símbolo del poder destructivo de la humanidad cuando se distorsionan la ciencia y la tecnología.

Estados Unidos lanzó las dos bombas atómicas en dos fechas distintas en agosto de 1945, desencadenando una destrucción sin precedente que mató a más de 200 mil personas y dejó a los sobrevivientes con heridas físicas y secuelas psicológicas. Nunca antes ni después se lanzaron bombas atómicas contra civiles.