Alejandro Gómez, de la selección de Argentina, persigue un balón durante un encuentro ante Bolivia, en la fase de grupos de la Copa América, en Cuiabá. Foto La Hora: Bruna Prado/AP

El mediocampo es la principal incógnita que envuelve a Argentina de cara a los cuartos de final de la Copa América ante Ecuador.

Esa zona del equipo es la que más modificaciones ha sufrido a lo largo del certamen, algunas obligadas por lesión y otras por decisión táctica del entrenador Lionel Scaloni, quien lleva 17 partidos invicto.

Argentina inició el torneo ante Chile con Rodrigo De Paul, Leandro Paredes y Giovani Lo Celso. En la segunda presentación ante Uruguay, Paredes le cedió el lugar a Guido Rodríguez. Contra Paraguay, la Albiceleste consiguió la clasificación sin De Paul y con Paredes, Rodríguez y Alejandro Gómez como socio del capitán Lionel Messi en la generación.

En la goleada 4-1 sobre Bolivia para cerrar la primera fase, jugaron Rodríguez, Exequiel Palacios y Gómez.

Con todos los volantes a disposición, De Paul tendría un lugar asegurado el sábado ante Ecuador en Goiania. Las dudas pasan por Rodríguez o Paredes y Lo Celso o Gómez, quien anotó dos goles ante Paraguay y Bolivia.

En lo que respecta al resto del equipo, el arquero Emiliano Martínez regresará tras descansar ante Bolivia por riesgo a recibir una amonestación que lo hubiera dejado fuera de los cuartos de final.

Nahuel Molina será el lateral derecho, mientras que Cristian Romero y Nicolás Otamendi los centrales. En el lateral izquierdo hay una pelea muy pareja entre Nicolás Tagliafico y Marcos Acuña, aunque con una luz de ventaja para este último.

En ofensiva, Messi –máximo goleador del torneo con tres tantos– y Lautaro Martínez son piezas fijas. Nicolás González o Ángel Di María completarán el trío de ataque.

Agencia AP
Associated Press es una organización de noticias global independiente dedicada a la información fáctica, fundada en 1846 y ahora con presencia mundial.
Artículo anteriorEE. UU.: Caen pedidos de prestaciones por desempleo
Artículo siguienteEstados Unidos pide a Bukele fortalecer la democracia de El Salvador