El hombre a la luz de la evolución. II PARTE.

Cambios de composición corporal

PDFLa muerte suele representarse entre las culturas como un esqueleto. Los músculos, la piel, la grasa y los órganos vitales que conforman al ser humano y que constituye el 85% de nosotros, no dejan rastro después de la misma, aunque juntos conforman las principales funciones humanas y apuntalan la actividad locomotora, la energética, la salud, y la reproducción.

En las ciudades de hoy, nos topamos con gente notablemente diversa en su composición y exterior. Pero, ¿cuánto de esta diversidad está codificada genéticamente? ¿Qué tan profundo son estas diferencias entre los grupos humanos? En primer lugar, en comparación con muchas otras especies de mamíferos, los humanos somos genéticamente menos diversos En esta segunda parte se describe la evolución de la grasa, la piel, los músculos y el tamaño del hombre y lo que ello significa.