Dawn Garofalo instala a sus caballos en un recinto temporal, a la orilla del Lago Almanor, mientras el Incendio Dixie se acerca a Chester, California. Foto La Hora/AP/Noah Berger.

El incendio forestal más grande que hay activo en California consumió buena parte del centro y algunas viviendas cercanas en una pequeña población de montaña del norte de California.

El incendio Dixie asoló Greenville el miércoles por la noche, destruyó negocios y viviendas y tiñó el cielo con un resplandor anaranjado.

Un fotógrafo que cubría el incendio para The Associated Press dijo haber visto una gasolinera, un hotel y un bar quemados hasta los cimientos en la población de 800 personas.

«Si usted todavía está en la zona de Greenville, está en peligro inminente y ¡¡DEBE marcharse ahora!!» escribió la policía del condado de Plumas en Facebook el miércoles.

La policía del condado y los bomberos de California no respondieron en un primer momento a mensajes pidiendo comentarios.

El incendio, declarado hace 3 semanas, ha crecido hasta abarcar 1.108 kilómetros cuadrados (428 millas cuadradas) en los condados de Plumas y Butte.

Los bomberos han intentado proteger la población, situada unos 450 kilómetros (280 millas) al nordeste de San Francisco, despejando escombros de las carreteras y señalando las zonas de riesgo.

Pandora Valle, vocera del Servicio Forestal de Estados Unidos, había indicado antes al San Francisco Chronicle que «los bomberos pelean por la localidad de Greenville», pero no pudo dar más detalles sobre los daños.

Los meteorólogos advirtieron de unas condiciones especialmente secas y con vientos de hasta 64 kilómetros por hora (40 millas por hora). Eso podría extender el fuego por bosques, pastos y arbustos, especialmente en los frentes norte y nordeste del gran incendio Dixie.

«Creo que definitivamente tenemos unos días duros por delante», dijo Shannon Prather, del Servicio Forestal de Estados Unidos.

Los bomberos pudieron salvar viviendas y contener largos tramos del fuego. Pero las llamas saltaron las líneas perimetrales en algunos puntos el martes, lo que provocó órdenes de evacuación para unas 15,000 personas al este del Lago Almanor, según los bomberos.

El calor de las llamas creó un pyrocumulus, o nube de fuego. La enorme columna de humo se alzaba hasta los 9,000 metros (30,000 pies) de altura, según Mike Wink, jefe de sección de los bomberos estatales.

Dawn Garofalo vio cómo crecía la nube desde el lado oeste del lago, a donde huyó con un perro y dos caballos desde la propiedad de un amigo cerca de Greenville.

«Sólo hay una forma de entrar y una de salir. No quería quedarme atrapada allí si llegaba el fuego», dijo Garofalo.

Desde el lugar donde había acampado en el lecho del lago, veía la luz del fuego en el horizonte antes del amanecer. «Las llamas eran enormes. Debían ser de 500 pies (150 metros). Daba miedo», dijo.

El incendio ha amenazado a miles de hogares y destruido 67 casas y otros edificios desde que comenzó el 14 de julio. Está contenido en un 35%.

Unos 240 kilómetros (150 millas) más al este, el incendio McFarland, provocado por rayos, amenazaba viviendas a lo largo del Río Trinity en el Bosque Nacional Shasta-Trinity. El incendio estaba contenido apenas en un 5% y había calcinado casi 65 kilómetros cuadrados (25 millas cuadradas) de vegetación marcada por la sequía.

También se esperaba un tiempo peligroso en el sur de California, donde se emitieron alertas y avisos para los valles de interior, montañas y desiertos durante la mayor parte de la semana.

Las olas de calor y una sequía histórica asociada al cambio climático han hecho los incendios más difíciles de combatir en el oeste de Estados Unidos. Los científicos señalan que el cambio climático ha hecho la región mucho más cálida y seca en los últimos 30 años y seguirá haciendo el clima más extremo y los incendios más frecuentes y destructivos.

Más de 20,000 bomberos y trabajadores de apoyo luchaban contra 97 grandes incendios forestales que cubrían 7.560 kilómetros cuadrados (2,919 millas cuadradas) en 13 estados de Estados Unidos, según el Centro Nacional Interagencia de Bomberos.

Agencia AP
Associated Press es una organización de noticias global independiente dedicada a la información fáctica, fundada en 1846 y ahora con presencia mundial.
Artículo anteriorIsrael amenaza a Irán con medidas militares
Artículo siguienteGran Bretaña vacunará a jóvenes de 16 y 17 años contra el coronavirus