El FBI investigó si Trump trabajaba para Rusia

WASHINGTON
AP

A las autoridades policiales se les hizo tan preocupante el comportamiento del presidente Donald Trump después de que despidió al director del FBI James Comey que comenzaron a investigar si había estado trabajando para Rusia en contra de los intereses de Estados Unidos, reportó ayer The New York Times.

El reporte menciona a exfuncionarios policiales anónimos y a otras personas al tanto de la investigación.

La pesquisa obligó a los investigadores de contrainteligencia a evaluar si Trump era una amenaza potencial para la seguridad del país, y también procuraron determinar si el mandatario estaba trabajando deliberadamente para Rusia o había sido influido involuntariamente por Moscú.

El periódico reportó que agentes del FBI y algunos altos funcionarios comenzaron a sospechar de los vínculos de Trump con el Kremlin durante la campaña presidencial de 2016, pero no iniciaron una investigación en esa época porque no estaban seguros de cómo enfocar una pesquisa tan delicada e importante, según las fuentes.

Pero el comportamiento de Trump en los días en que Comey fue despedido en mayo de 2017, en especial en dos momentos en los que pareció vincular el despido del director con la investigación sobre Rusia, ayudaron a que se iniciara la parte de contrainteligencia de la pesquisa, según las fuentes del Times.

Robert Mueller se hizo cargo de la investigación cuando fue nombrado fiscal especial poco después del despido de Comey. La pesquisa en general examina la interferencia rusa en los comicios de 2016 y si la campaña de Trump se coordinó con Moscú. El diario dice que se desconoce si Mueller aún investiga el ángulo de contrainteligencia.

Rudy Giuliani, abogado de Trump, le dijo al periódico que no estaba al tanto de la investigación al mandatario, pero indicó que, como fue abierta hace año y medio y no se había escuchado nada al respecto, aparentemente “no encontraron nada”.

Trump ha negado repetidas veces que se haya coludido con los rusos.

Sarah Huckabee Sanders, secretaria de Prensa de la Casa Blanca, consideró “absurdo” el reporte del Times y dijo que Comey fue despedido por ser “un desacreditado partidista de pacotilla”. También rechazó que Trump se hubiera comportado condescendientemente con Moscú.

“A diferencia del presidente Obama, que permitió que Rusia y otros adversarios extranjeros intimidaran a Estados Unidos, el presidente Trump de hecho se ha mostrado duro con Rusia”, afirmó Sanders.