Un portavoz de Bill Clinton anunció el 14 de octubre 2021, que el expresidente está en un hospital de California recibiendo tratamiento para una infección no relacionada con el COVID-19. Sin embargo este domingo fue dado de alta. Foto La Hora/Kevin D. Liles/Atlanta Braves vía AP, Pool

ORANGE, California, EE.UU. / AP

El expresidente estadounidense Bill Clinton fue dado de alta el domingo en un hospital del sur de California donde pasó cinco días recuperándose de una infección no relacionada con el COVID-19.

Clinton salió del Centro Médico Irvine de la Universidad de California a las 8 de la mañana.

El portavoz Angel Ureña informó en un comunicado el sábado por la noche que Clinton permanecería una noche más en el hospital “para recibir antibióticos intravenosos antes de su alta prevista para mañana”. Agregó que todos los indicadores de salud “estaban en la dirección correcta”.

“El presidente continúa progresando en forma excelente desde las últimas 24 horas”, señaló Ureña.

Su esposa Hillary Clinton estuvo con su esposo en el hospital. Ella regresó el sábado con su hija Chelsea Clinton alrededor de las 8 de la mañana del sábado en una SUV acompañada de agentes del Servicio Secreto.

El presidente Joe Biden dijo el viernes en la noche que había conversado con él y que “envía saludos”.

“Está bien, realmente lo está”, afirmó Biden en declaraciones en la Universidad de Connecticut.

Clinton, de 75 años, fue internado el martes debido a una infección no relacionada con el COVID-19”, declaró Ureña.

“Tiene gran ánimo y pasa tiempo con su familia, poniéndose al tanto con amigos y viendo fútbol colegial”, señaló Ureña el sábado en un comunicado.

Un colaborador del exmandatario dijo que Clinton tenía una infección urológica que se le fue a la sangre, pero se está recuperando y nunca entró en choque séptico, un problema que podría ser mortal.

El colaborador, que solicitó el anonimato para hacer declaraciones a la prensa en el hospital, informó que Clinton estaba en una sección de cuidados intensivos pero sin recibir cuidados intensivos.

Desde que dejó la Casa Blanca en 2011, el expresidente ha tenido diversas crisis de salud. En 2004, le efectuaron una cirugía de bypass cuádruple tras sufrir prolongados dolores en el pecho y dificultad para respirar. En 2005 le operaron un pulmón parcialmente colapsado y en 2010 le implantaron un par de stents en una arteria coronaria.

Clinton bajó de peso y mejoró de salud tras adoptar una dieta principalmente vegana.

Reanudó sus actividades e hizo campaña a favor de candidatos demócratas, en especial para Hillary Clinton que fracasó en 2008 en lograr la candidatura presidencial.

En 2016, cuando Hillary Clinton buscaba ser la abanderada presidencial demócrata, su esposo, para entonces abuelo y próximo a cumplir 70 años, volvió a apoyarla en campaña.

 

Agencia AP
Associated Press es una organización de noticias global independiente dedicada a la información fáctica, fundada en 1846 y ahora con presencia mundial.
Artículo anteriorUn dinámico mercado en GT, compraventa de obras de arte es abundante y diversa
Artículo siguienteCDAG elige a nuevo Comité Ejecutivo; solo una planilla participó