El cometa interestelar Borisov resulta sorprendentemente familiar

Cometa Borisov. Foto la hora: GEMINI OBSERVATORY/NSF/AURA / Europa Press/DPA.

MADRID
Agencia dpa / (Europa Press) –

Las características del cometa interestelar Borisov son sorprendentemente familiares, según el primer estudio que se ha publicado sobre este singular objeto descubierto el 30 de agosto.

Impulsados por el hallazgo del primer objeto interestelar –’Oumuamua– el año pasado, un equipo de científicos dirigido por astrónomos de la Universidad Jagiellonian en Cracovia, Polonia, creó un programa apodado ‘Interstellar Crusher’ que escaneó incansablemente a través de datos en línea de cometas y asteroides recién encontrados en busca de objetos interestelares.

El 8 de septiembre de 2019 a las 04:15 UTC, el programa emitió una alerta roja y notificó al equipo de un posible nuevo objeto hiperbólico que llegaba del espacio interestelar. “Este código fue escrito específicamente para este propósito, y realmente esperamos recibir este mensaje algún día. No sabíamos cuándo”, dijo Piotr Guzik, de la Universidad Jagiellonian, quien dirigió el estudio. Una investigación más cercana de la órbita del objeto confirmó su origen exosolar, convirtiéndolo en el segundo intruso interestelar conocido.

Dos días después de recibir la alerta, el equipo ya estaba analizando sus primeras imágenes del objeto obtenido en el Telescopio William Herschel en La Palma, y preparándose para recibir más datos del Telescopio Gemini Norte más grande en Maunakea, Hawai. Las fotografías se obtuvieron en dos bandas de color y proporcionaron el primer vistazo astrofísicamente significativo del cuerpo.

“Inmediatamente notamos la coma familiar y la cola que no se veían alrededor de ‘Oumuamua”, dijo Michal Drahus, de la Universidad Jagiellonian, quien codirigió el estudio con Guzik.” Esto es realmente genial, porque significa que nuestro nuevo visitante es uno “de estos cometas interestelares ‘reales’ míticos y nunca antes vistos”, dijo Drahus.

Tomó las medidas adecuadas antes de que el equipo pudiera determinar el color del cometa y estimar sus otras propiedades. Han descubierto que el cometa Borisov tiene una morfología dominada por el polvo, un tono rojizo y que su núcleo sólido tiene un radio de aproximadamente 1 kilómetro. “En base a estas características iniciales, este objeto parece indistinguible de los cometas nativos del sistema solar”, dijo Guzik.

Los hallazgos del equipo se acaban de publicar en Nature Astronomy. Sin embargo, esto es solo un prólogo a una investigación más exhaustiva. “El cometa aún está emergiendo del resplandor matutino del sol y está creciendo en brillo. Será observable durante varios meses, lo que nos hace creer que lo mejor está por venir”, dijo Waclaw Waniak, de la Universidad Jagiellonian, coautor del estudio.

El equipo aún tiene una cantidad considerable de tiempo de observación reservado en el Telescopio Gemini Norte, y habían reservado un gran espacio en el telescopio VLT del Observatorio Europeo Austral mucho antes del descubrimiento de Borisov. “Podemos decir con seguridad que la investigación en este cuerpo será transformadora para la astronomía planetaria y un hito para la astronomía en general”, dijo Guzik.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorPrimer avistamiento de una rara especie de ballena
Artículo siguienteSalvemos nuestros lagos