El ciclo del agua que se estudia en las escuelas da una falsa sensación de seguridad sobre la disponibilidad

24/01/2019 La Confederación Hidrográfica del Ebro, organismo autónomo, adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO), ha realizado este jueves un aviso hidrológico por el incremento de caudales en la cuenca alta del Ebro y el eje del Ebro producido por las precipitaciones registradas desde el martes y la madrugada de hoy POLITICA ESPAÑA EUROPA LA RIOJA
Imágenes del ciclo del agua de la Tierra utilizadas en la educación e investigación necesitan ser actualizadas para mostrar los efectos de la interferencia humana, ya que dan una falsa sensación de seguridad de disponibilidad del agua. Foto la hora: EUROPA PRESS / dpa.

MADRID
Agencia dpa / (Europa Press) –

Según un nuevo análisis realizado por un equipo internacional de expertos en hidrología, las imágenes del ciclo del agua de la Tierra utilizadas en la educación e investigación en todo el mundo necesitan ser actualizadas urgentemente para mostrar los efectos de la interferencia humana, ya que dan una falsa sensación de seguridad de disponibilidad del agua.

Los investigadores sostienen que dejar a los humanos fuera de la imagen en esos diagramas contribuye a una falta básica de conciencia de cómo los humanos se relacionan con el agua en la Tierra, y a una falsa sensación de seguridad sobre la disponibilidad futura de este recurso esencial y escaso.

El equipo ha elaborado un nuevo conjunto de diagramas para promover una mejor comprensión de cómo funciona nuestro ciclo del agua en el siglo XXI. Estos nuevos diagramas muestran la interferencia humana en casi todas las partes del ciclo.

El estudio, publicado en ‘Nature Geoscience’, con un comentario adicional en ‘Nature’, fue realizado por un gran equipo de expertos de la Universidad Brigham Young y la Universidad Estatal de Michigan en los Estados Unidos y de la Universidad de Birmingham en el Reino Unido, junto con socios en Estados Unidos, Francia, Canadá, Suiza y Suecia.

En él se evidencia que, en una muestra de más de 450 diagramas del ciclo del agua en libros de texto, literatura científica y en internet, el 85 por ciento no mostró ninguna interacción humana con el ciclo del agua, y solo el 2 por ciento de las imágenes hizo algún intento de conectar el ciclo con el cambio climático o la contaminación del agua.

Además, casi todos los ejemplos estudiados representan paisajes verdes, con climas suaves y abundante agua dulce, generalmente con una sola cuenca fluvial.

Los investigadores sostienen que existe una necesidad urgente de cuestionar esta tergiversación y promover una comprensión más precisa y sofisticada del ciclo y de cómo funciona en el siglo XXI. Esto es crucial para que la sociedad pueda lograr soluciones globales a la crisis mundial del agua.

“El diagrama del ciclo del agua es un ícono central de la hidrociencia, pero una mala representación de las formas en que los humanos han influido en este ciclo disminuye nuestra conciencia de la inminente crisis mundial del agua –alerta el profesor David Hannah, catedrático de la UNESCO en Ciencias del Agua en la Universidad de Birmingham–.

Al dejar de lado el cambio climático, el consumo humano y los cambios en el uso de la tierra, estamos, en efecto, creando grandes brechas de comprensión y percepción entre el público e incluso entre algunos científicos”.

Los nuevos diagramas elaborados por el equipo muestran una imagen más compleja que incluye elementos como el deshielo de los glaciares, los daños causados por los cambios en el uso del suelo, la contaminación y el aumento del nivel del mar.

El profesor Stefan Krause, jefe del Consejo del Agua de Birmingham, afirma que “por primera vez, el nuevo diagrama del ciclo del agua refleja adecuadamente la importancia no solo de las cantidades de agua, sino también de la calidad y la contaminación del agua como criterios clave para evaluar los recursos hídricos”.

Por su parte, el profesor Ben Abbott, de la Universidad Brigham Young, destaca que “cada diagrama científico implica compromisos y distorsiones, pero lo que encontramos con el ciclo del agua fue la exclusión generalizada de un concepto central”.