El abstencionismo (57.3%), el gran factor de las Elecciones

La baja participación de la ciudadanía fue evidente en las Elecciones de la Segunda Vuelta. Foto La Hora

Por CHRISTIAN GUTIÉRREZ
cgutierrez@lahora.com.gt

El abstencionismo en el balotaje de la Segunda Vuelta fue el gran vencedor de estas elecciones presidenciables, que llegó a alcanzar un 57.3 por ciento, según la última actualización en la página del Tribunal Supremo Electoral (TSE), a las 9:15 horas de hoy.

Con un 97.73 por ciento de mesas procesadas, el TSE registró un abstencionismo de 4 millones 669 mil 769. Los votantes inscritos fueron un total de 8 millones 150 mil 221.

Alejandro Giammattei, ganador de la Segunda Vuelta por el partido VAMOS y próximo Presidente del país, obtuvo un 57.95 de los votos emitidos hasta la última actualización.

Para la activista Helen Mack, sí ganó el abstencionismo, pues este dato marca que ninguno de los dos candidatos convenció y a pesar de que ganó Giammattei, va a tener poca legitimidad, lo que hará que cueste su gobernabilidad.

“No convenció –Giammattei– ganó legalmente pero no tiene mayor legitimidad, tiene menos del cincuenta por ciento para tener legitimidad”, expresó.

Por otra parte, María del Carmen Aceña, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), indicó que no se puede decir que ganó el abstencionismo, pues ya en la Primera Vuelta solo votó un porcentaje de la población.

“Nuestro proceso democrático apoya al que gane las Elecciones, creo que no hay que desde un principio descalificar al candidato que ganó, sino todo lo contrario, necesita un gobierno de unidad nacional para salir de los problemas más grandes”, refirió.

Para el analista independiente Renzo Rosal, uno de los mensajes que da los porcentajes de abstencionismos que se tienen, es que el candidato que se eligió fue por una cantidad pequeña de votantes y por lo tanto su dosis de legitimidad es pequeña.

Según Rosal, el reto para el candidato electo es mayor, porque tendrá que duplicar los esfuerzos para lograr aumentar su legitimidad.

Ayer, el TSE reconoció que la participación de votantes fue baja pero no se dio un porcentaje del mismo.

SOLO ELECCIONES DE 1999 SUPERAN ABSTENCIONISMO

Según información de Congreso Eficiente, el abstencionismo registrado en la segunda vuelta electoral de 2019 solo fue superado por el abstencionismo registrado en las elecciones de 1999, cuando se registró un 59.61 por ciento.

De acuerdo con una gráfica de esa entidad, el porcentaje de abstencionismo en la segunda vuelta de 2019 fue de 57. 3 por ciento, según los datos preliminares del TSE. En las elecciones generales de 2015, fue de 43.68, es decir que el 56.32 de votantes registrados acudió a las urnas, en contraste al 44.7 que votó en la presente elección.