EE.UU. retira a niños de centro de detención en Texas

Vista de un centro de detención para migrantes de la Patrulla Fronteriza en Clint, Texas, el 20 de junio de 2019. (AP Foto/Cedar Attanasio, archivo)

POR MARTHA MENDOZA Y GARANCE BURKE/AP

Estados Unidos sacó a la mayoría de los niños de un centro de detención de la Patrulla Fronteriza en Texas ante reportes de que más de 300 menores allí carecían de suficientes alimentos, agua y condiciones higiénicas.

Sólo quedaban 30 niños el lunes en las instalaciones cercanas a El Paso, dijo la legisladora Verónica Escobar, después de que un funcionario de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) le informara a su despacho.

Abogados que la semana pasada acudieron al centro de detención en Clint, Texas, dijeron que niños mayores intentaban cuidar de los más pequeños, reportó The Associated Press el jueves. Mencionaron a un niño de 4 años con el pelo enmarañado que llevaba días sin ducharse, y menores hambrientos e inconsolables que trataban de apoyarse mutuamente. Algunos de los chicos llevaban tres semanas encerrados; 15 de ellos sufrían de influenza y otros 10 estaban en cuarentena médica.

“¿Cómo es posible que ambos ignoraran las condiciones inhumanas para los niños, especialmente de los más pequeños en la Estación Clint?”, preguntó Escobar en una carta enviada el viernes al comisionado interino de la CBP, John Sanders, y a la jefa de la Patrulla Fronteriza, Carla Provost.

La legisladora pidió que se le informe, a finales de esta semana, qué medidas están tomando para poner fin a “estos abusos humanitarios”.

Legisladores de ambos partidos criticaron la situación la semana pasada.

Las autoridades de la Patrulla Fronteriza no han respondido a las preguntas de la AP sobre las condiciones en las instalaciones de Clint, pero en un comunicado enviado por correo electrónico el lunes dijeron: “Nuestras instalaciones de retención a corto plazo no fueron diseñadas para mantener a poblaciones vulnerables y necesitamos con urgencia fondos humanitarios adicionales para gestionar esta crisis”.

Aunque no está claro a dónde fueron trasladados todos los niños retenidos en Clint, Escobar dijo que algunos fueron enviados a otra instalación en el norte de El Paso, llamada Estación 1 de la Patrulla Fronteriza. Indicó que es un sitio temporal con colchones, duchas, instalaciones médicas y aire acondicionado.

Pero Clara Long, una abogada que entrevistó a niños en la Estación 1 la semana pasada, dijo que las condiciones no eran necesariamente mejores allí.

“Un niño con el que hablé dijo que su familia no recibió colchones ni mantas durante las dos primeras noches, y que él y su madre tuvieron fiebre”, dijo Long, investigadora en Human Rights Watch. “Dijo que no había cepillos de dientes y hacía mucho, mucho frío”.

El vicepresidente Mike Pence, al preguntársele sobre las condiciones inseguras e insalubres para los niños en el programa Meet The Press el domingo, dijo que “es totalmente inaceptable” y agregó que espera que el Congreso asigne más recursos a la seguridad fronteriza.

JOVEL DICE LO CONTRARIO

Hoy la canciller de Guatemala se refirió en general a la situación de los migrantes en Estados Unidos, tras una visita la semana pasada a ese país y expresó: “Lo que nosotros pudimos observar es que reciben un buen trato, nosotros estuvimos en los albergues e incluso el Gobierno de Estados Unidos está haciendo lo propio, incluso está pidiendo una ampliación presupuestaria para atender a los migrantes, no solamente guatemaltecos sino de otras nacionalidades”.

ABC News dio a conocer ayer que los niños migrantes en al menos dos instalaciones de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), enfrentan condiciones que un médico describió como comparables a las “instalaciones de tortura”.