El presidente, Alejandro Giammattei y la fiscal general, María Consuelo Porras, han ido retirando de las fiscalías a funcionarios que han luchado contra la impunidad. Arte/Esteban Cardona

En las últimas semanas, el presidente Alejandro Giammattei se ha visto envuelto en numerosas críticas, tras las supuestas irregularidades en la compra de vacunas rusas Sputnik V y por la falta de inmunizadores para los guatemaltecos que llevó a cientos de guatemaltecos a salir a las calles a manifestar su descontento. Ante las protestas el mandatario anunció que decretaría Estado de Prevención para mermar las manifestaciones, pero luego dio marcha atrás y aunque sí decretó la medida, se permitieron las protestas pacíficas.

En medio de la crisis por la falta de vacunas, Estados Unidos anunció que donaría vacunas a Guatemala, sumando hasta hoy 4.5 millones de dosis de vacunas Moderna, lo cual significó un respiro de las críticas y el gobernante aprovechó para pedir a la fiscal general, María Consuelo Porras, la destitución de Juan Francisco Sandoval, titular de la FECI, quien en declaraciones habló de tres temas que pudieron influir en su salida y que estaban relacionados con el mandatario, asegurando con ello que las posibles investigaciones en su contra, queden archivadas, más ahora, con el nombramiento de Rafael Curruchiche, como titular de la FECI toda vez que el nuevo jefe de la fiscalía es muy pegado a Consuelo Porras, a quien Giammattei llama amiga.

Entre los casos en los que pudiera estar involucrado el Presidente están la relación del partido Vamos que llevó a Giammattei a la Presidencia con los Q122 millones vinculados al ex ministro de Comunicaciones, José Luis Benito.


Además de la visita de los ciudadanos rusos a la casa del mandatario, del cual Sandoval señaló que el gobernante pudo haber recibido dinero en efectivo y la oposición de Porras a las declaraciones de Gustavo Alejos, principal implicado en el caso Comisiones Paralelas, que decidió colaborar con la justicia tras las sanciones de Estados Unidos.

LAS DONACIONES QUE LE HAN SERVIDO DE “SALVAVIDAS» A GIAMMATTEI

Hasta hoy, el país ha recibido 7,255,270 dosis de vacunas contra el Covid-19; sin embargo, 5,206,600 han sido donadas, es decir el 71.76% de las dosis que han ingresado a Guatemala, no han sido compradas por el Gobierno.

El mayor donante ha sido Estados Unidos con 4.5 millones de dosis, seguido de México con 300,000, España que donó 201,600 dosis, India fue el segundo donante con 200,000 dosis y 5,000 que recibió el país, como donativo de Israel.

Las donaciones de vacunas de Moderna por parte de EE. UU. se convirtieron en un salvavidas para la administración de Giammattei. Foto La Hora/Gobierno

Aunque las donaciones de otros países han sido importantes para poder inmunizar a la población, el mayor salvavidas para Guatemala lo ha lanzado Estados Unidos y Giammattei no ha tardado en aprovechar las cifras para justificar avances en el tema de la vacunas, aunque ha evitado abordar el tema de las compras, especialmente el contrato con Rusia, que además de registrar atrasos en las entregas, ahora se ha modificado a un porcentaje de dosis de Sputnik Light, las cuales no habían sido contempladas en un inicio.

¿CUANTÁS DOSIS PAGADAS HAN INGRESADO A GT?

De acuerdo con los datos del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, 1,088,670 dosis han ingresado a Guatemala a través del Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19 (Covax) y solo 960,000 corresponden a vacunas Sputnik V, por las que el Gobierno pagó Q.614.5 millones a Rusia y que corresponden a 8 millones de vacunas.

Por este tema, Giammattei, la ministra de Salud Amelia Flores y el Canciller Pedro Brolo, han sido cuestionados por la opacidad con la que se manejó el contrato.


Desde inicios de mayo a mediados de julio, cientos de guatemaltecos manifestaron durante los fines de semana en la Plaza de la Constitución exigiendo al Gobierno la compra y aplicación de vacunas contra el Covid-19 a la mayoría de la población.

Estas manifestaciones fueron convocadas por parte de sectores sociales, civiles, indígenas y estudiantiles que contaron con el acompañamiento de la Procuraduría de los Derechos Humanos y su titular, Jordán Rodas.

Las sospechas en el contrato con Rusia se originaron el 6 de mayo, situación que derivó en que la Fiscalía contra la Corrupción, del Ministerio Publico (MP) iniciara una investigación de oficio por las supuestas anomalías en el proceso de adquisición de las vacunas Sputnik V, sin que hasta hoy se registren avances.

Las manifestaciones de descontento hacia la gestión de Alejandro Giammattei se incrementaron. Foto La Hora

¿CÓMO GIAMMATTEI APROVECHÓ EL CAMBIO DE TENDENCIA?

En medio de la crisis por falta de vacunas y los señalamientos de corrupción en la compra de vacunas rusas, el gobierno estadounidense “salvó” la crisis y rebajó la tensión en la población, creando un espacio que fue utilizado por la fiscal general, Consuelo Porras y el presidente, Alejandro Giammattei para fraguar la salida del ex fiscal Juan Francisco Sandoval, como jefe de la FECI.

El 23 de Julio la jefa del MP, dio a conocer a través de un comunicado que destituía a Sandoval del cargo argumentando que ejercía una “justica selectiva e ideologizada” así como por “falta de confianza”.

Previamente, La Hora tuvo conocimiento de reuniones entre Porras y el presidente Giammattei. El mismo día de la destitución de Sandoval, este vespertino publicó la nota, “Pedido de Giammattei es atendido y Consuelo Porras remueve a Sandoval de la FECI”, en la que se consignó que el mandatario estuvo presionando a la jefa del Ministerio Público para que removiera a Sandoval.


De esta forma el presidente, Alejandro Giammattei aseguró impunidad a su favor. Luego de que Sandoval fuera cesado del cargo, las protestas se intensificaron, pero esta vez enfocadas en la Fiscal Consuelo Porras, a quien Estados Unidos ha enviado mensajes que van desde decepción hasta desconfianza y que derivaron en que el país norteamericano anunciara la pausa del financiamiento de programas en el ente investigador.

La salida de Juan Francisco Sandoval de la FECI originó varias reacciones en la sociedad guatemalteca que expresó su rechazo y manifestaciones que llamaron al paro nacional. De igual forma, funcionarios de gobierno de Estados Unidos mostraron su rechazo y preocupación por el Estado de Derecho en el país.

EL PROBLEMA DE SANDOVAL ES DEL MP

En una conferencia de prensa, Giammattei, respondió que Estados Unidos no le había enviado “ningún mensaje” a Guatemala, tras la destitución de Sandoval.

El pasado 23 de julio, Juan Francisco Sandoval, ex titular de la FECI, brindó declaraciones en una conferencia de prensa. Foto La Hora/AP

“Discúlpeme, pero los Estados Unidos al Gobierno de Guatemala no han enviado ningún mensaje, el problema del Señor Sandoval es del Ministerio Público”, afirmó.

Sin embargo, al día siguiente, tras el anuncio del recorte de ayuda para el MP por parte de Estados Unidos, el Gobierno cerró filas en favor de Porras emitió un comunicado para informar las medidas que adoptaría ante la medida.

El mandatario señaló en su comunicado que era oportuno discutir con Estados Unidos las razones por las que el MP destituyó a Juan Francisco Sandoval de la FECI, “considero necesario que no se cierre la comunicación con el Ministerio Público y se tenga la oportunidad de discutir las razones de esta medida”.

Giammattei agregó sentirse preocupado por la suspensión del apoyo de Estados Unidos al MP, “me siento preocupado por el impacto negativo que esta medida tendrá en los esfuerzos que todo el Gobierno de Guatemala está realizando para lograr dichos objetivos”.


NICARAGUA Y VENEZUELA, ¿UN MODELO A SEGUIR POR GT?

La situación de Guatemala podría tener varios espejos, los más cercanos podrían ubicarse en Venezuela y Nicaragua. En 2017, la recién elegida Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela destituyó a la fiscal general, Luisa Ortega Díaz.

La decisión se adoptó por unanimidad a iniciativa de Diosdado Cabello, constituyente y peso pesado del chavismo, quien propuso destituirla de su cargo e inhabilitarla.

La remoción se dio en medio de las investigaciones que la fiscal hacia a varios miembros de la fuerza pública por abrir fuego contra los manifestantes contra el Gobierno.

En Nicaragua, la fiscal general del Ministerio Público, Ana Julia Guido, en el 2018 fue la encargada de ejecutar la orden de El Carmen, así como la responsable acusar a los presos políticos por haber cuestionado al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.


ASÍ HA MOVIDO PORRAS SUS PIEZAS

Los mensajes de rechazo han continuado y se pusieron de nuevo en la mesa de Estados Unidos, luego que Porras destituyera a Carla Valenzuela, quien fue nombrada por la misma jefa del MP, tras la salida de Sandoval y nombró en su lugar a Rafael Curruchiche, quien ha sido cuestionado por el manejo de varios casos bajo la Fiscalía de Delitos Electorales que estaba bajo su cargo.

Carla Valenzuela, al igual que Sandoval, se opuso al nombramiento de Cynthia Monterroso a cargo de la Agencia-Ocho, lo que derivó en su traslado.

Porras no solo ha hecho cambios recientes, desde hace meses, los cambios en el MP empezaron a fraguarse. Luego que la Fiscalía Contra la Corrupción presentó una orden de captura en contra del exjuez Mynor Moto señalado en el caso Libramiento de Chimaltenango, por presuntamente recibir sobornos para dictar resoluciones favorables para las personas señaladas en dicho proceso. La Fiscal General trasladó al titular de esa Unidad, Stuardo Campo a otra Fiscalía.

La fiscal general, Consuelo Porras, presentó el pasado 3 de agosto presentó a Rafael Curruchiche, como nuevo titular de la FECI. Foto: La Hora/MP

El 9 de julio, Consuelo Porras también informó del traslado del fiscal Eduardo Pantaleón de la Fiscalía contra la Corrupción a la Unidad Liquidadora del MP, para resguardar la vida y la integridad del fiscal por una recomendación hecha por la Unidad de Análisis del Departamento de Seguridad.

En este contexto, una fuente declaró a La Hora que Pantaleón no manifestó algún temor o riesgo, ni ninguna preocupación a dicha unidad. Investigaba a Alejandra Carrillo.

REUNIONES “SECRETAS” ENTRE GIAMMATTEI Y PORRAS CONTINÚAN

La Fiscal General y el mandatario han sido cercanos durante el último año e incluso Giammattei ha elogiado a Consuelo Porras cuando ha tenido la oportunidad, además han sostenido reuniones de manera privada, en donde también ha participado la presidenta del Organismo Judicial, Silvia Valdés.


Este jueves, de nuevo, se reunió de forma privada el presidente Alejandro Giammattei con la Fiscal General Consuelo Porras, en Casa Presidencial supuestamente para tratar temas relacionados al presupuesto del Ministerio Público (MP); sin embargo, la misma no figuraba en la agenda del mandatario y los medios de comunicación no fueron convocados.

Los comunicadores sociales del Ejecutivo y del MP trataron de ocultar el encuentro entre Porras y Giammattei, tras haberse enredado en sus declaraciones confirmaron la reunión sin brindar mayores detalles y acceso a la misma.

Manuel García
Periodista graduado de la Universidad de San Carlos de Guatemala, reportero para el diario La Hora. Enfocado en desarrollar material periodístico del ámbito político, económico y social del país para brindar una vista objetiva de los acontecimientos que hacen noticia en el ámbito nacional.
Artículo anteriorCapturan a ex alcalde Otto Pérez Leal; exdiputada Stella Alonzo está implicada pero no fue localizada
Artículo siguienteSandoval señala que Giammattei es tan corrupto que tiene tomado al MP