EE.UU. discutirá progreso del Plan para la Prosperidad con presidentes del Triángulo Norte

Foto: Gobierno Guatemala

Por Eder Juárez
ejuarez@lahora.com.gt

El vicepresidente Michael Pence, el secretario de Estado Michael Pompeo y la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen, junto con el secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray y el secretario de Gobierno, Alfonso Navarrete, serán los anfitriones de la segunda Conferencia para la Prosperidad y la Seguridad en Centroamérica del 11 al 12 de octubre.

El presidente Juan Orlando Hernández de Honduras, el presidente Jimmy Morales y el vicepresidente Óscar Ortiz de El Salvador participarán en el evento para fortalecer la seguridad, la prosperidad y la gobernabilidad en los países del Triángulo del Norte de América Central, informó el Departamento de Estado en un comunicado.

De acuerdo con dicha comunicación los Estados Unidos y México revisarán el progreso de los proyectos conjuntos para aumentar los esfuerzos de los gobiernos del Triángulo del Norte en estas áreas críticas y abordar los impulsores de la inmigración ilegal.

“Los Estados Unidos discutirán el progreso de la Estrategia de Estados Unidos para América Central, mientras que El Salvador, Guatemala y Honduras destacarán sus esfuerzos en el marco del Plan de Alianza para la Prosperidad de los Gobiernos del Triángulo Norte” señala el comunicado.

En el primer día del evento se identificarán los pasos para fortalecer y expandir los proyectos que promueven oportunidades económicas, infraestructura, integración económica y mercados energéticos.

Asimismo con el auspicio del Departamento de Seguridad Nacional en el Instituto de la Paz de los Estados Unidos, se discutirá la cooperación de seguridad, frenando el flujo de inmigración ilegal, combatiendo el crimen organizado y las pandillas y mejorando la seguridad regional y ciudadana.

“El gobierno de los Estados Unidos colabora con los gobiernos del Triángulo del Norte para abordar las condiciones subyacentes que impulsan la inmigración ilegal a los Estados Unidos. Al reducir el crimen y la violencia, atacar la corrupción, interrumpir las actividades de las organizaciones criminales transnacionales y ayudar a estos países a brindar mayores oportunidades económicas, los Estados Unidos siguen comprometidos con el fomento de un hemisferio occidental fuerte, vibrante, próspero y seguro” aseguró el comunicado.