Foto cortesía UVG

Guatemala es un país con una enorme necesidad en educación. La escolaridad promedio es de 6.3 años. Se estima que por la pandemia podría quedarse en solamente cuatro años, de acuerdo con estimaciones del Banco Mundial. La falta de conectividad en la mayoría de estudiantes para continuar estudiando desde casa y un lejano retorno a clases son parte de un escenario poco optimista. Es por ello que la Universidad del Valle de Guatemala (UVG) nace con el objetivo principal de impactar en la calidad educativa del país, profesionalizando a maestros en servicio y ofreciendo especializaciones en el campo educativo.

Las necesidades son varias. El sistema educativo cuenta con bajos indicadores de cobertura, eficiencia y calidad, de acuerdo con un estudio del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN). En este contexto, la formación de educadores en el nivel universitario es clave para generar cambios sustanciales en el desarrollo del país.

Por eso, la Facultad de Educación de UVG, creada en 1968, cumple con uno de los roles más importantes para la Universidad. Está enfocada en el compromiso de mejorar programas y procesos, con una serie de acciones de incidencia en el sistema educativo
nacional, dando cobertura, capacitación, profesionalización a los docentes guatemaltecos desde sus tres campus ubicados en Sololá, Santa Lucía Cotzumalguapa y la Ciudad de Guatemala.

En la actualidad, cuenta con más de 3 mil egresados en profesorados, licenciaturas y maestrías, en programas que responden a las necesidades de formación y profesionalización de docentes.

Foto cortesía UVG

Las áreas de formación donde han sido pioneros son: formación de inglés, problemas del aprendizaje, educación especial y música. Esto les ha permitido crear un modelo en estrategias de enseñanza-aprendizaje centradas en el estudiante; factor que los ha convertido en referentes internacionales en carreras especializadas en la detección, atención y evaluación en el campo de problemas de aprendizaje; así como en procesos de evaluación docente y académica.

La Facultad de Educación de UVG también brinda apoyo en los programas de educación en escuelas y a las comunidades con capacitaciones técnico-agrícolas en el Campus Altiplano. Por otro lado, los egresados ocupan cargos destacados de dirección en el Ministerio de Educación (ministros, jefes de unidades educativas, directores de escuelas), directores de colegios privados y coordinadores de áreas en instituciones educativas y orientación.

LICENCIATURAS EN EDUCACIÓN Y PROFESORADOS CON ESPECIALIDADES

Los programas de licenciatura y profesorado forman profesionales para laborar en docencia, gestión e investigación educativas. Al finalizar el tercer año se obtiene el título de profesorado y se efectúa una práctica transversal.

Durante el programa, se implementa la modalidad b-learning que integra nuevas tecnologías, espacios digitales de aprendizaje y metodologías innovadoras. Además, se integra el enfoque STEAM, la investigación, la innovación y la competencia digital.

Los programas ofrecen la opción de elegir entre ocho especialidades: English Language Teaching, Educación Musical, Educación Inclusiva, Educación Primaria, Comunicación y Lenguaje, Ciencias Sociales, Matemáticas y Ciencias Físicas y Ciencias Química y Biológica.

En los programas de Licenciatura en Educación se cuenta con iniciativas académicas cuyas competencias fortalecen a los egresados en las áreas de gestión, enseñanza-aprendizaje, investigación, elaboración y evaluación de materiales educativos.

Foto cortesía UVG

Lo anterior los convierte en profesionales capaces de liderar programas y proyectos en instituciones educativas, tanto privadas como públicas. Sus estudiantes son el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje, por lo tanto, las metodologías que utilizan los docentes son activas. Por ejemplo, el aprendizaje colaborativo, el aprendizaje basado en pensamiento de diseño (Design thinking), el aprendizaje basado en problemas, el estudio de casos, la instrucción por pares, entre otros.

Con este tipo de aprendizaje los estudiantes desarrollan la metacognición, y logran así evaluar su desempeño, monitorizarlo y tomar conciencia de sus metas, para seguir adelante o modificarlas.

“Dedicarme a la educación ha sido lo más gratificante, disfruto mucho trabajando con niños y adolescentes. La formación que recibí en la UVG fue esencial para el logro de mis objetivos. La licenciatura en educación me ha permitido compartir nuevos paradigmas educativos, capacitar docentes y proponer módulos de enseñanza colaborativa, cooperativa y constructivista. Uno de mis deseos es capacitar estudiantes para la vida…”, asegura Andrea Villagrán Funes, egresada.

 

Para más información: Clic aquí
Artículo anteriorCancillería retomará a partir de este sábado los Consulados Móviles en EE. UU.
Artículo siguienteMunag: El museo que recogió piezas olvidadas para su exhibición