Esto supondrá un reto para las madres y sus hijos en 2021. Foto La Hora

 

 

POR MARGARITA GIRÓN – jgiron@lahora.com.gt

La pandemia del COVID-19 puso en evidencia la importancia de fomentar el autoaprendizaje, estimular la motivación intrínseca, y desarrollar habilidades en el uso del tiempo para fomentar el aprendizaje desde el hogar.

Como se espera que los estudiantes asistan menos tiempo a la escuela de manera presencial, optimizar qué hacer en el tiempo presencial y remoto, por ello, consultamos con dos expertas en psicopedagogía que compartieron con La Hora Mujer, algunos consejos sobre cómo enfrentar el ciclo 2021.

UN DESAFÍO PARA EL QUE NADIE ESTABA PREPARADO

La psicopedagoga Diana Fuentes, expresó sus recomendaciones al respecto. Foto La Hora

Antes de hablar de consejos, las profesionales abordaron algunos aspectos relacionados con los desafíos que ha implicado este cambio.  Desde el proceso de adaptación en el 2020, hasta el sistema híbrido anunciado por el mismo Gobierno, como medida de prevención ante la pandemia que cambió el ritmo de vida de toda la humanidad.

La psicopedagoga Diana Fuentes, comentó que el cambio ha afectado a muchos niños y adolescentes porque ellos necesitan el contacto social como parte de su desarrollo y ahora ese proceso se ha visto interrumpido.

Fuentes comentó que la educación híbrida podría derivar en que los niños sean más sedentarios y podría generarse más ansiedad y estrés en los niños o incluso depresión o algunos problemas derivado de la falta de socialización que provocó el cambio en la dinámica.

Aunque Fuentes destacó que, “no todo es malo”, porque la educación híbrida permite a los niños pasar más tiempo con sus padres y tener más convivencia.

En el 2020 los colegios también tuvieron que adaptarse a la educación a distancia, porque a diferencia del homeschooling que ya tiene programas establecidos, el 2020 significó un proceso de adaptación para todos.

 

Lorena Ramazzini, psicopedagoga, comentó que, la comunicación asertiva es vital. Foto La Hora

Lorena Ramazzini, psicopedagoga, comentó que, la comunicación asertiva entre padres, maestros y alumnos será vital para poder enfrentar el reto de la educación híbrida en Guatemala. Agregó que será necesario que todos los involucrados en el proceso participen activamente y se establezca un diálogo constante.

“Este 2020 nos agarró de sorpresa, pero nos preparó, porque tuvimos que adaptarnos y lo más importante es tener una actitud positiva al cambio porque los padres transmiten mucho a sus hijos y ser positivos ayudará a que los hijos incrementen su motivación y generará interés, además de la facilidad de aceptar el cambio”, dijo Ramazzini.

 

EL 2021 ESTÁ A LA VUELTA DE LA ESQUINA

Pese a estar en vacaciones, muchos padres aún no saben cómo adaptarse al cambio en la dinámica de enseñanza que será implementada en el 2021.  Aquí algunos consejos para poder adaptarse mejor al cambio, según las psicopedagogas consultadas:

  • ESTABLECER HORARIOS Y RUTINAS

Fuentes destacó que, es importante que los niños mantengan horarios como los que se tenían antes de la pandemia. Despertarse a la misma hora, darse un baño, y desayunar, son hábitos vitales para poder crear una rutina con éxito.

Lea: Lo que puedes aprender sobre Educación Híbrida en el 2021

Para Ramazzini, establecer normas y cumplirlas ayudará a que la rutina pueda desarrollarse con más facilidad. Agregó que a veces se establecen normas, pero como padres en momentos se doblegan y dejan de cumplirse y esto no permite que haya disciplina en los hábitos establecidos.

  • CREAR UN ESPACIO ESPECÍFICO DENTRO DE CASA PARA RECIBIR LAS CLASES

Para Fuentes, es necesario buscar espacios adecuados con buena ventilación y se cree un espacio de estudio en donde puedan tener sus útiles y computadora, evitando distractores que pueden ser juguetes, personas que pasen frecuentemente por el lugar de estudio o incluso las mascotas.  También recomienda no utilizar el dormitorio, porque es el espacio en donde los niños duermen o descansan.

  • INVOLUCRAR A TODA LA FAMILIA

El trabajo debe ser en equipo, es necesario que tanto padres como hijos estén al tanto de los horarios de clase y tenerlos a la vista es importante. Así como delegar responsabilidades para también puedan aportar. Fuentes recomienda que algunas de estas responsabilidades son, arreglar la cama, limpiar dormitorio, recoger los platos de la mesa y otras tareas que los padres pueden establecer, dando el ejemplo.

  • COMPRENDER LAS NECESIDADES DE LOS HIJOS

Estar frente a la pantalla cierto tiempo es un reto tanto para los adultos, como para los niños.  Pueden aburrirse, distraerse, además de no tener posibilidades de convivir con los niños.  Para ello, Fuentes recomienda dar cierta independencia para que ellos puedan desenvolverse sin sentir la presión de los padres. Además de motivarlos y transmitir empatía, porque es un proceso nuevo, que puede ser difícil para todos.

En este tema, Ramazzini destacó que es importante dialogar con los hijos y buscar soluciones juntos a los problemas.  Para la experta, observar las conductas de los niños, así como tomar tiempo para conocer cómo se sienten, y escucharlos. Además del contacto visual que se tiene con los niños es importante para establecer un lazo de comunicación asertiva entre padres e hijos y puede evitar que el algún momento se llegue al caos y generar más estrés.

  • BUSCAR REFUERZOS EXTRACURRICULARES

Las expertas opinaron que en el caso de los niños de preprimaria están acostumbrados a aprender jugando y no a través de la computadora, por lo que el nivel de aprendizaje no será del 100 por ciento, por lo tanto, es necesario buscar opciones para reforzar opciones como tutorías o incluso terapias, para que los niños refuercen determinadas áreas y puedan sentirse más seguros y empoderados.

Ramazzini comentó que pueden crearse espacios virtuales para que los niños compartan fuera de horarios de clase y puedan interactuar.  Las videollamadas no son lo mismo que jugar en persona, pero los ayuda a salir de la rutina.

LEA: ¿Qué hacemos en las vacaciones?

  • COMUNICACIÓN CON LOS DOCENTES

La comunicación con los maestros es importante ya que la retroalimentación que como padres aporten a las instituciones educativas, puede hacer que los maestros adopten rutinas más inclusivas, porque en algún momento los niños podrían verse afectados emocionalmente si no participan o las clases son poco interactivas.

Ramazzini agregó que, aunque el trabajo en equipo entre padres, docentes y alumnos es vital y deben buscarse los mecanismos para que exista motivación para que los padres acompañen a sus hijos en el proceso de aprendizaje.

  • HABLARLE A LOS HIJOS CON LA VERDAD

Para las expertas, es importante que los hijos puedan conocer la verdad del porqué se dan los cambios, dependiendo de la edad de cada niño.  Hablar de eventos catastróficos podría causar traumas o crear miedo en los niños, por ello es importante hacerlo en el tiempo y momento adecuado, sobre todo porque muchas familias han sufrido pérdidas en medio de la pandemia y cada uno.

Ramazzini coincidió en que, hablar con la verdad a los hijos para que comprendan lo que ocurre puede ayudar a que los niños se adapten y comprendan, en el caso de los más chicos, el por qué no pueden jugar con sus amigos como antes lo hacían en el colegio.

  • BUSCAR ESPACIOS PARA QUE LOS NIÑOS PUEDAN EXPRESARSE

Fuentes comentó que es necesario crear espacios para que los niños puedan expresar lo que sienten, lo que les gustaría y buscar actividades lúdicas en casa y si es posible, con todas las medidas necesarias, implementar actividades fuera de casa.

Ramazzini sugirió organizar paseos o actividades familiares con todas las medidas necesarias en donde puedan salir del estrés que genera el encierro y una rutina nueva a la que muchas familias aún no logran adaptarse.

LEA: Las mujeres, polifacéticas, sumaron un rol inesperado: el ser maestras

  • COLEGIOS DEBEN OPTIMIZAR EL TIEMPO DE CLASE

Ramazzini explicó que los maestros deben emplear metodologías que sean efectivas y puntuales para los temas que se aborden en clase, esto con finalidad de no hacer que las clases se extiendan y los niños se distraigan.

  • MANEJAR LA FRUSTRACIÓN

En la educación a distancia a veces podemos encontrar situaciones que generen estrés y frustración, fallas de audio, conexión a internet o incluso distractores externos, pueden derivar en momentos complicados; sin embargo, Ramazzini comenta que es importante estar tranquilos, buscar soluciones y actuar.

A decir de Ramazzini, un método vital puede ser la técnica del semáforo, “alto, piensa y actúa” para evitar perder el control en situaciones que no se pueden controlar.

Este será un reto en 2021, pero no es imposible de adaptarse y salir adelante. Foto La Hora/AP
  • NO TENER MIEDO AL CAMBIO

Todo lo nuevo puede generar incertidumbre o temor, pero es importante que los padres tengan una actitud positiva y puedan explorar desde ya, todas las herramientas tecnológicas que las instituciones educativas implementarán el próximo año.  Es importante perder el miedo a preguntar y resolver dudas, porque esto beneficiará a los hijos y permitirá un mejor acompañamiento.

Margarita Girón
Periodista y licenciada en Ciencias de la Comunicación, orgullosa sancarlista. Realizo materiales periodísticos de Migración, Economía, temas enfocados en la Mujer y otras fuentes de información nacional. Soy guatemalteca, madre y mujer con sueños de ver a mi país mejor, sin corrupción y con oportunidades para todos.
Artículo anterior¿Qué actividades puedo hacer con mi familia en este Thanksgiving?
Artículo siguienteCaso Fugas SP: FECI entrega acusación en contra de sindicada por evasión