Educación es…

Raymond Wennier

raymondwennier@yahoo.com

Estadounidense residente en Guatemala hace 46 años. Maestría en Administración Educativa, Memphis State University, Memphis, TN. Licenciatura en Pedagogía y Administración Educativa, Universidad de San Carlos de Guatemala, Colegiado activo 410. Trabajo: En áreas urbana y rural guatemaltecas. Consultor Educativo. Docencia y Administración Educativa. Publicaciones: Alrededor de 600 artículos sobre temas educativos de 1,980 a la fecha. Autor del libro "Liderazgo, una nueva conceptualización", 1987.

post author

Raymond J. Wennier
raymondwennier@yahoo.com

¿Cuándo fue la última vez que hemos, como maestros, tomado el tiempo para pensar y reflexionar sobre el significado del término educación? “Educación”, tiene que cambiar de ser nombre a ser verbo, que indica acciones realizables. Cada segundo estamos recibiendo estímulos de nuestro ambiente, que son espontáneos, que tenemos que “manejar” y “manipular”; es decir, ejecutar una acción, hacer algo sobre esos estímulos. La pregunta es: ¿Qué hacemos con los estímulos, con más información y con más experiencias que nos presenta continuamente nuestro ambiente inmediato?

Cada “pedazo” de información y cada experiencia tienen la particularidad de hacer cambios en nuestro cerebro sin que importe la edad de la persona.

Los cambios se hacen a nivel neurológico “destruyendo” (mi concepto) las conexiones neuronales actuales para reorganizar el cerebro y permitir una nueva reconstrucción de conexiones con las nuevas experiencias e información experimentadas. Eso es una TRANSFORMACIÓN de la información y de las experiencias a ser elementos esenciales para poder resolver nuevas situaciones y con la anticipación de posibles situaciones a resolver. No sólo eso sino es para crear algo nuevo por medio de las nuevas conexiones neuronales o sea que el manejo y manipulación que se hacen con los dos elementos esenciales son para que la persona lo apropie y así poder ser dueño de su propia educación y determinación de cómo usarla.

La persona puede y debe pensar y reflexionar en cómo demostrar, explicar, escribir y enseñar esa información y experiencias con las nuevas conexiones, en sus propias palabras. ¡Eso es educación!

Recuerden que la información y experiencias son únicamente estímulos para actuar, no son fines en sí, de la educación.

Las acciones de cambiar las conexiones neuronales actuales o nuevas, se explica utilizando los términos DESCODIFICACIÓN de la información en relación a los conocimientos previos, y a la RECODIFICACIÓN para crear nuevas conexiones neuronales. Hablo de información únicamente; pocas experiencias son tomadas en cuenta en la escuela.

Aplicado a los alumnos, la recodificación da la oportunidad de entender el material (información), si les dan suficiente tiempo para hacerlo, haciéndola propia. Eso es poner la información en sus propias palabras, en retratos, en sonidos o movimientos, o sea, en forma multisensorial. Información que es autogenerada de esta manera, es más fácil de recordar porque la misma persona descodifica para recodificar en su propia forma individual.

La recodificación entonces, es la habilidad del alumno, en este caso, de tomar información de diferentes fuentes y generarlas en su propio lenguaje, como hacer dibujos, hacer algo para demostrarla mediante una actuación, es decir, hacer una nueva construcción por medio del movimiento y los tres elementos esenciales dichos anteriormente: Explicando, escribiendo y enseñando (verbos-acciones).

Solamente se puede hacer eso si previamente se hace una reflexión sobre los estímulos de la información y las experiencias en relación a los conocimientos previos.

Es obligación de los maestros enseñar a los alumnos a cómo reflexionar, descodificar y recodificar. ¡Eso es educación!

¿Cuántos maestros, directores, dirigentes y autoridades magisteriales saben hacerlo?