Eagles vencen a Redskins y a Mark Sánchez

Por ROB MAADDI
FILADELFIA
Agencia (AP)

Carson Wentz lanzó dos pases de anotación y los Eagles de Filadelfia siguieron en la puja por el cetro del Este de la Conferencia Nacional, al vencer ayer 28-13 a unos Redskins de Washington cada vez más diezmados.

Los Redskins (6-6) perdieron a Colt McCoy por una fractura en una pierna. El quarterback jugaba de inicio su segundo partido como reemplazo de Alex Smith, quien se fracturó la tibia y el peroné derechos el 18 de noviembre.

Mark Sánchez ocupó el lugar de McCoy, quien se rompió el peroné derecho y se perderá el resto de la temporada, informó el entrenador de Washington, Jay Gruden.

Wentz lució de pronto como el quarterback capaz de extender las jugadas y de acarrear el balón, tal como lo hacía antes de una lesión de rodilla que le impidió concluir la temporada anterior.

“Siempre que él puede prolongar las jugadas con sus piernas es un atleta tremendo y nos da una ventaja a la ofensiva”, resaltó el entrenador Doug Pederson. “Ser capaz de hacer eso nos permite seguir en el campo. Él tiene un don para lograr eso. Es algo natural en él”.

Los Eagles (6-6) ganaron duelos consecutivos, algo que no conseguían desde que Nick Foles, el reemplazo de Wentz, los llevó al triunfo en el Super Bowl sobre los Patriots.

Los Eagles persiguen a los Cowboys de Dallas, que lideran la división con una foja de 7-5.

Adrian Peterson corrió 90 yardas hasta la zona de anotación en la primera jugada de Sánchez, para dar a los Redskins la ventaja por 10-7. Fue el mayor acarreo permitido por Filadelfia en la historia de la franquicia.

Pero la delantera de Washington no duró mucho.

“Tenemos que preparar un plan para Mark en adelante”, dijo Gruden. “Tenemos que jugar muy bien para apoyarlo, y no hicimos eso durante esta noche”.

Sánchez, de ascendencia mexicana, llevó a los Jets de Nueva York a finales consecutivas de la Conferencia Americana en sus primeras dos temporadas. Pero jugó un encuentro de inicio por primera vez desde 2015, cuando estaba con los Eagles.

“Agradezco la oportunidad. Rezaba para que llegara”, indicó Sánchez, si bien afirmó que tenía el “corazón roto” por lo ocurrido con McCoy y Smith.