DRAMA: 120 comunidades en Izabal y Alta Verapaz continúan incomunicadas

Las familias tienen necesidades que deben ser atendidas indicaron las organizaciones. Foto La Hora/Oxfam

POR MANUEL GARCÍA
mgarcia@lahora.com.gt

Un total de 120 comunidades en Izabal y Alta Verapaz continúan incomunicadas a 15 días del paso de la tormenta tropical Eta y una semana después Iota, según el comité para el alivio del hambre en Guatemala de OXFAM y otras organizaciones. En estos lugares, hay al menos 37,215 personas que requieren de asistencia humanitaria.

OXFAM y un consorcio de Onegés que desarrollan trabajo humanitario en esos departamentos, indicaron que hay 6 equipos integrados por 20 personas que están desplegadas para evaluar la emergencia.

Según explicó Guido Calderón de Convergencia Ciudadana Para la Gestión del Riesgo (COCIGER), “el monitoreo de comunidades reportadas con daños por inundaciones o deslizamientos que aún están incomunicadas en la zona evaluada asciende a 120, en donde se encuentran 37,215 personas que requieren asistencia humanitaria. En el caso de las comunidades aisladas de Cobán y Chisec en Alta Verapaz el detalle de información obtenido fue muy limitado, debido a la dificultad para llegar a esos lugares”.

LEA: Tormentas: 2 comunidades no podrán regresar; evaluaciones durarán “8 meses”

LOS PROBLEMAS QUE ENFRENTAN LOS DAMNIFICADOS

Guido destacó la morbilidad que afecta a los habitantes de esas regiones y compartió algunas cifras para la planificación de la respuesta humanitaria:

2,456 personas con enfermedades de la piel (hongos), de los cuales el 88.8% fue reportada en las comunidades de Izabal; 1,357 personas con enfermedades respiratorias y 420 casos de diarrea.

Grupos en situación de vulnerabilidad: 2,380 niños menores de 5 años, 102 personas con discapacidad, 1,968 adultos mayores de 60 años y 217 mujeres embarazadas.

Esta evaluación corresponde a información obtenida hasta el 24 de noviembre.

Algunas comunidades siguen inundadas. Foto La Hora/Oxfam

COMUNIDADES PODRIAN DECLARARSE DE ALTO RIESGO

Según la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED), las comunidades de Campur en San Pedro Carchá, y la aldea Quejá en San Cristóbal Verapaz del departamento de Alta Verapaz, presentan condiciones complejas por inundaciones y un derrumbe por el paso de las tormentas Eta e Iota.

David de León portavoz de la Coordinadora señaló: “Hay evaluaciones en curso, pero preliminarmente se conoce que áreas como Quejá en San Cristóbal Verapaz, no se considera seguro habitar, pero están en proceso otras evaluaciones de comunidades aledañas, Ahí en ese sector, hay inestabilidad, es como el mismo riesgo a deslizamiento que presenta el cerro Los Chorros, por el tipo de suelo del área”

“Así como Campur en Carchá, en donde el nivel del agua no baja, se mantiene alto. En ese lugar, como lo dijo el presidente hace unos días, se considera que será necesario trasladar la comunidad a otro sector que ya está viendo el Fondo de Tierras”, ñaadió.

Una serie de estudios serán presentados al Consejo Científico de Conred, para determinar si las áreas se declaran de alto riesgo. Posterior a ello, la Junta Ejecutiva de la entidad dictaminará la declaratoria, con la que podría también podría dictarse el traslado de las familias a otros sectores.

LEA: Alemania dona Q2.3 para alimentos de afectados por Eta

TEMPORADA DE CICLONES SIN PRECEDENTES

La temporada de huracanes en el Atlántico fue históricamente activa, Iota elevó a 30 el número de tormentas nombradas este año, una cifra récord, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Además, Iota el segundo ciclón más fuerte que azotó la misma región en dos semanas, tras seguir una trayectoria parecida a la de Eta a lo largo de Nicaragua, Honduras, Guatemala y El Salvador.

Según Conred y su consolidado de datos preliminares han fallecido 60 personas a consecuencia de los estragos que causó el paso de las tormentas tropicales Eta e Iota, además, han sido afectadas 2,187,554 personas y han reportado 100 personas desaparecidas.

El vocero de la Coordinadora aseguró “En cuanto a los recursos que tiene Conred para responder ante las emergencias, hay más de 350 mil libras de recursos entre raciones individuales, raciones infantiles y raciones familiares, agua pura, frazadas, kits de higiene personal y kits de cocina para movilizarse”, puntualizó.

La ayuda humanitaria que continúa distribuyéndose, se realiza vía terrestre y aérea a Huehuetenango, Quiché, Alta Verapaz, Petén e Izabal, específicamente alimentos donados por China-Taiwán, El Salvador, Colombia y recursos como paquetes de higiene y frazadas donados por Japón, Estados Unidos, UNICEF, entre otros, explicó David de León.

Las comunidades siguen enfrentando dificultades a causa del paso de las tormentas. Foto La Hora/Oxfam