SEGÚN CANCILLERÍA

Dos guatemaltecos entre los rescatados en caso de tráiler con migrantes en Texas

Varios policías junto al remolque donde fueron halladas ocho personas muertas y al menos 30 sobrevivientes en el estacionamiento de una tienda Walmart en San Antonio, el domingo 23 de julio de 2017. (AP Foto/Eric Gay)

POR REDACCIÓN LA HORA/AP
lahora@lahora.com.gt

La Cancillería de Guatemala reportó que dos guatemaltecos fueron rescatados del remolque de un camión de carga en el que fallecieron por lo menos nueve personas en un estacionamiento frente a una cadena de supermercados en Texas, en un caso que es considerado por las autoridades de ese estado como un intento fallido de contrabando de inmigrantes.

Según la Cancillería, la cónsul de la localidad, Cristy Andrino reportó que van dos connacionales rescatados los cuales se encuentran estables, añadió la oficina de comunicación social de esa dependencia en su cuenta de la red social de twitter.

Hasta el momento el Ministerio de Relaciones Exteriores no ha notificado si entre los fallecidos se encuentra algún connacional.

LO QUE PASO 

Al menos nueve personas murieron apiñadas dentro del remolque de un camión de carga estacionado frente a un Walmart bajo el calor sofocante de verano en Texas, dijo el domingo la policía, que describió el caso como un intento fallido de contrabando de inmigrantes.

El conductor quedó arrestado y casi 20 personas más que viajaban en el remolque fueron llevadas a un hospital en malas condiciones físicas, muchas de ellas con deshidratación extrema y síntomas de insolación, según las autoridades.

“Estamos frente a un delito de tráfico de personas”, dijo el jefe de la policía, William McManus, que describió lo sucedido como “una tragedia horrible”.

El sábado en la noche o el domingo en la mañana, la policía recibió un aviso para que acudiera a un estacionamiento en San Antonio y los agentes encontraron ocho personas sin vida en el interior del remolque. Una novena víctima falleció en el hospital, dijo Liz Johnson, portavoz del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés).

Las víctimas “estaban muy calientes al tacto. No había indicios de que estas personas tuvieran agua en el remolque”, señaló el jefe de los bomberos de San Antonio, Charles Hood.

Se trata de la más reciente tragedia en un caso de contrabando de inmigrantes. En uno de los peores casos registrados en Estados Unidos, 19 inmigrantes que iban encerrados y en condiciones asfixiantes murieron en 2003 cerca de Victoria, Texas.

De acuerdo a las entrevistas efectuadas a los sobrevivientes la tragedia ocurrida este fin de semana, pudo haber más de 100 personas apiñadas en la unidad de carga durante la travesía, dijo el director interino del ICE, Thomas Homan.

Treinta y nueve personas se encontraban en el interior cuando llegaron los socorristas y se cree que el resto escapó o pidió a otros vehículos que los llevara hasta su próximo destino, dijeron las autoridades.

Algunos de los sobrevivientes dijeron a las autoridades que procedían de México, señaló Homan.

La policía no precisó si encontró el remolque cerrado, si fue utilizado para traer de contrabando a los ocupantes desde México o a dónde se dirigía. San Antonio se ubica a unos 240 kilómetros (150 millas) por tierra desde la frontera con México.

La temperatura en San Antonio alcanzó el sábado 38 grados centígrados (101 F) y no bajó de los 32 (90 F) hasta después de las 10 de la noche. El remolque no tenía funcionando su sistema de aire acondicionado, señaló Hood.

Los fiscales federales dijeron que James Mathew Bradley Jr., de 60 años, de Clearwater, Florida, quedó detenido. No se presentaron de inmediato cargos en su contra.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos asumió las investigaciones del caso.

Muchas de las víctimas parecían tener entre 20 y 30 años de edad y al parecer también iban dos menores de edad escolar, según el jefe policial.

La tragedia salió a la luz después de que una persona del camión se acercó a un empleado de Walmart en el estacionamiento y le pidió agua el sábado por la noche o el domingo de madrugada, dijo McManus.

El empleado dio agua a la persona y llamó a la policía, que encontró a los fallecidos y las personas desesperadas dentro del remolque.
Algunas de esas personas corrieron hacia los árboles, lo que provocó su búsqueda, señaló McManus.

Horas después, al abrir el día, un helicóptero sobrevolaba la zona, y los investigadores continuaban compilando evidencias del camión de carga, el cual tenía matrícula de Iowa y estaba registrado con la compañía Pyle Transportation Inc., de Schaller, Iowa.

Ningún representante de la compañía respondió de momento a un mensaje telefónico para que hiciera declaraciones sobre el caso.