SE HABÍA SEÑALADO A FIRMA POR IMPAGO DE SALARIOS

Detienen a guardias por muerte; empresa funciona ilegalmente

POR MARIELA CASTAÑÓN
mcastanon@lahora.com.gt

Los guardias César Augusto Alonzo Pérez, de 25 años; Crisantos Coc Pan, 25; Mario Alberto Mes Toc, 23; José Blanco González, 39; el salvadoreño, Gilberto Antonio Cortez Escalante y/o Sergio Luis Castañeda, de 23, trabajadores de la empresa Marsam, habrían participado en el secuestro y muerte de Nyvia Aracely Quiñónez Pérez, de 63 años, el pasado 18 de octubre.

De acuerdo con Digessp, Marsam fue cancelada, por la queja de un empleado, a quien no le pagaron remuneración económica por los servicios prestados.

Según los registros, el 8 de mayo de 2012, Digessp determinó cancelar el funcionamiento de la referida empresa, la misma, presentó un recurso de amparo, que inicialmente fue admitido por un juzgado del ramo civil, sin embargo, posteriormente procedió la exigencia de Digessp.

Debido a que Marsam está cancelada, opera de forma ilegal.

SECUESTRO Y ASESINATO

Según la Fuerza de Tarea contra Secuestros del Ministerio de Gobernación (Mingob), quien intervino por la complejidad del caso, el crimen de Quiñónez Pérez, ocurrió en el interior de su vivienda, ubicada en San Cristóbal, zona 8 de Mixco.

Castañeda, uno de los encargados de la seguridad del condominio donde vivía la víctima, ingresó a la residencia, debido a que ella le solicitó su ayuda para colocar un garrafón de agua, sin embargo, el guardia le robó joyas y Q12,500 en efectivo; la mujer fue amarrada, pero logró escapar y pedir auxilio al guardia Blanco González, pero él también era parte de la estructura delictiva.

La mujer fue asesinada y su cuerpo lanzado en un barranco ubicado en Bosques de San Marino, zona 8 de Mixco, Ciudad San Cristóbal; ayer fue recuperado por los cuerpos de socorro y por los investigadores antisecuestros.

En tanto, los otros tres guardias privados, facilitaron la comisión del crimen, al manipular información del ingreso y egreso de personas y vehículos en el residencial.