El paso de Eta y Iota provocó serios daños y efectos en la población. Foto La Hora/Conred

Por Jeanelly Vásquez
jvasquez@lahora.com.gt

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) encuestó a hogares afectados por tormentas Eta e Iota en San Cristóbal Verapaz (Alta Verapaz), Chiantla (Huehuetenango) y Cuilco (Huehuetenango). A las siete comunidades se les cuestionó sobre el nivel de escolaridad, representación en el hogar y roles dentro de la sociedad, datos que revelaron una desventaja en oportunidades para las mujeres en relación con los hombres.

COMPOSICIÓN DEL HOGAR

De los 906 hogares encuestados, se encontró que en el 81% la cabeza del hogar es el hombre y en el 19% una mujer. “Este es un concepto sociológico de la persona que en última instancia lidera el hogar y toma decisiones, respondiendo a los intereses del hogar; tiene un fuerte componente cultural e histórico en estas comunidades”, explicó Guillermo García, analista de gestión de información e investigación de la OIM.

La distribución general de los hogares es de 49% hombres y 51% mujeres.

A pesar de que el sexo femenino representa la mayoría, se demostró que 66% de hombres y niños mayores de 7 años saben leer y escribir, mientras que solo el 54% mujeres y niñas mayores de 7 años posee esta habilidad.

BRECHA DE GÉNERO EN ESCOLARIDAD

Se estimó que los años de escolaridad promedio entre los encuestados son tres, pero de estos se concluyó que mientras la edad aumentaba, era menor la suma de años en educación. Los datos por edad y sexo dieron como resultado también una desigualdad más marcada por género.

De nuevo aquí hay una brecha de género que vale la pena resaltar. En la juventud se observa casi dos años de escolaridad de diferencia; en la población adulta de 30 a 59 años, de nuevo son casi dos años de escolaridad comparando mujeres y hombres; y en personas adultas mayores, que en general sus niveles de escolaridad son bajos, siempre hay una brecha marcada”, agregó Guillermo García.

El panelista expuso que otro de los indicadores importantes es el porcentaje de personas que cumple con la escolaridad mínima esperada, para las edades de 12 a 18 años, tres de cada cinco niños y niñas cumplen con la escolaridad mínima deseada, el pico de esta cifra es a los 12 años y conforme avanza la edad va disminuyendo. Siete de cada diez infantes no cumplen con la escolaridad mínima deseada.

La diferencia entre sexos es de doce puntos porcentuales, donde 53% de las niñas entre 12 y 18 años alcanzaron la escolaridad mínima y los niños entre las mismas edades sumaron el 65%.

TASA DE OCUPACIÓN ANTES DE ETA E IOTA

En el estudio también se calculó cuántas personas tenían un trabajo o negocio propio antes de las tormentas de 2020. En las comunidades analizadas se concluyó que solo el 31% generaba ingresos a través del trabajo; la tasa de ocupación de los hombres era del 52% y la de las mujeres comprendía el 11%.

Dentro de la Organización Internacional de Inmigración concluyeron que es importante notar la brecha de género en este tema, pues las mujeres muestran una tasa de ocupación muy inferior a la de los hombres (cerca de 40 puntos porcentuales de diferencia).

EXISTEN COMPLICACIONES AL INVESTIGAR LA VIOLENCIA DOMÉSTICA

Aunque entre los enfoques de la encuesta no estaba contemplada la tasa de violencia doméstica, García explicó que en las encuestas comunitarias es muy difícil obtener estos datos. “En las encuestas es complicado o improbable que se reflejen estas dinámicas, pues recordemos que la persona entrevistada está brindando información de las demás personas del hogar. Probablemente uno, o no lo sabe la persona entrevistada; dos, la persona entrevistada es víctima y el victimario o victimaria está en la casa y no lo puede decir abiertamente; o tres, la persona entrevistada es victimaria, y por lo tanto no va a reportar el hecho”, concretó.

Lea: Encuesta OIM evidencia precariedades para desplazados previo y post tormentas

Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorMéxico: Conmoción por desplome de metro; al menos 24 muertos
Artículo siguienteMontana pondrá fin al subsidio por desempleo federal