El recorrido se hizo tras recibir denuncias por el retraso en la atención y tratamiento de los pacientes. Foto: La Hora/PDH.

Por Ana Lucía González
agonzalez@lahora.com.gt

La procuradora adjunta de la PDH, Claudia Maselli y la defensora de la salud, Zulma Calderón llevaron a cabo una supervisión el pasado 20 de abril, en el área de neurocirugía del Hospital General San Juan de Dios. Esto en seguimiento a múltiples denuncias recibidas por el retraso en la atención y tratamiento de los pacientes.

Durante la visita efectuada, entrevistaron al 50% de los pacientes ingresados, de los cuales 12 son mujeres y 12 hombres. De este grupo, 20 llevan un retraso de dos a tres meses en espera de ser intervenidos y recibir tratamiento quirúrgico. Algunos de ellos, adolescentes de 14 y 17 años. Según Calderón, el viernes un paciente se deterioró y está en el Intensivo, mientras que el sábado otro paciente falleció.

El retraso se debe a que el hospital lleva más de cuatro meses de no contar con fluoroscopio, así como esta unidad no cuenta con intensivo, debido a que esta área se usa actualmente para la atención de pacientes de Covid-19.

Por el retraso en esta atención, algunos pacientes han visto deteriorada su salud, al extremo de sufrir depresiones respiratorias que han requerido intubación. Además, denunció que los pacientes han incurrido en gastos para compra de material quirúrgico que oscila de los Q500 a los Q5 mil.

Las defensoras de la salud urgieron a las autoridades hospitalarias que se revise la disponibilidad del presupuesto, recursos y gestiones administrativas que aseguren se cuente con el equipo necesario para su funcionamiento.

DESDE AYER FUNCIONA EL FLUOROSCOPIO

El doctor Gerardo Hernández, Director Ejecutivo del San Juan de Dios, reconoció que el aparato, conocido como Arco en C, dejó de funcionar desde el año pasado, lo que ha ocasionado que varios pacientes quedaran pendientes de cirugía.

Explica, además, que este sirve para hacer tomas en tiempo real como medio de contraste. Especialmente en casos de traumatología, neurocirugía y cardiología para la colocación de marcapasos.

Costó conseguir los repuestos. Desde que asumí, traté de agilizar la reparación del mismo, pero hasta el día de ayer entró en funcionamiento, hacía falta una tarjeta en aduana”, expuso.

Es lamentable esta espera, tuve una reunión hace días con los familiares de los trece pacientes que están esperando y no hemos podido operar», reconoció. “Aunque el hospital se encuentra en alerta roja, es decir, se cancelan las cirugías selectivas, estos pacientes se consideran de emergencia”, añadió.

Lea: PDH señala que MSPAS desaprovechó oportunidad para fortalecer sistema de Salud

En cuanto a los gastos en que han tenido que incurrir los pacientes y del paciente fallecido, indicó que investigará la situación. En cuanto a este último caso, no tiene ningún reporte, aseguró.

Hernández afirmó que el aparato reparado es viejo y quedará en desuso muy pronto. Por lo tanto, también comenzaron a agilizar el proceso para arrendar un aparato de primer nivel y un segundo aparato para tener dos nuevos.

La reparación del aparato Arco en C o fluoroscopio, costó alrededor de Q90 mil. Para la compra de uno nuevo de último nivel el costo se ubica entre Q1 a 2.5 millones. “Tenemos presupuestados Q4.5 millones para esta adquisición. Uno se alquilaría por la vía de leasing, y el segundo, en compra directa”, explicó.

Además: Colmedegua ofrece ayuda para Fase 2 de vacunación; PDH señala fallos a Salud

Presupuesto

• Q846 millones y una ejecución del 22.15% a la fecha, es el presupuesto vigente del Hospital San Juan de Dios, según SICOIN.

Ana Lucía González
Periodista guatemalteca apasionada por contar historias de la realidad nacional. En ser voz de los que no tienen voz. Afanada en un aprendizaje constante. Me debo a los lectores y a mis valores y principios.
Artículo anteriorTSE por advertencia de no realizar actividades políticas: No tiene dedicatoria especial
Artículo siguienteSala suspende uno de los amparos contra elección de Gloria Porras a la CC