Comunidad en Arameo, Izabal, fue desalojada. Foto: CUCGutamala

Por Jeanelly Vásquez
jvasquez@lahora.com.gt

El Comité de Unidad Campesina (CUC) informó que una comunidad en Arameo, Izabal, fue desalojada extrajudicialmente por un grupo de personas armadas que además calcinaron sus viviendas. El comité describe que durante el incidente hubo agresión hacia jóvenes y saqueo de sus pertenencias. Luego de lo sucedido las personas fueron auxiliadas por el Ministerio Público.

Según el Comité, la comunidad de Arameo realizaba obras comunitarias con otras aldeas aledañas, durante el trayecto fueron atacados por un grupo armado, que, según lo informado, pertenecen a la comunidad de Saqi Tzuul. Relataron que los agresores abusaron físicamente de los pobladores y los despojaron de sus herramientas de trabajo, celulares móviles y otros bienes.

La organización mencionó que las personas huyeron a zonas cercanas para resguardarse. “Las mujeres, niñas, niños, hombres y personas de la tercera edad, con miedo y temor por sus vidas, se han tenido que refugiar en comunidades vecinas adentrándose en la montaña, sin recursos, ni alimentos, con el miedo de que este grupo armado siga intimidándolos y queriendo sacar de las otras aldeas”, comunicó el CUC.

El Comité expuso que luego del percance siete miembros de la comunidad Q’eqchi’ pretendían buscar ayuda de autoridades, pero no lo consiguieron ya que los armados los retuvieron y obligaron a firmar un acta de desalojo.

“Las comunidades de La Tortuga, Saqi pec, Kaqi ch’och’, que tienen relación con la Fundación para el Ecodesarrollo y la Conservación (FUNDAECO), también se sumaron a la realización del desalojo extrajudicial perpetuado por el grupo armado de la comunidad Saqi Tzuul”, aseveraron.

ESTO HAN DICHO LAS AUTORIDADES

La Hora se comunicó con el Ministerio Público (MP) para conocer el procedimiento que se tomó ante el desalojo forzado. La entidad informó que, al tener conocimiento del hecho, la Fiscalía Municipal de Livingston, Izabal, se dirigió a la aldea el Arameo para inspeccionar el lugar y salvaguardar la vida de aproximadamente 120 personas trasladándolas a áreas más seguras.

“Se les tomó declaración testimonial a las víctimas con apoyo de intérpretes en idioma Quekchí. La fiscalía realiza las diligencias de investigación correspondientes para establecer a los responsables del hecho”, señaló el Ministerio Público.

Ante los hechos, el CUC pidió a la Procuraduría de los Derechos Humanos accionar contra los delincuentes y verificar el estado de las víctimas; del mismo modo requirieron a la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que se pronuncien ante lo sucedido.


Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorCientíficos corren a estudiar variantes en India por repunte
Artículo siguienteMuniGuate inaugura plaza Martín de Mayorga en el Cerrito del Carmen