Las guatemaltecos han basado sus proyectos en la preparación, auxiliándose con talleres. Foto La Hora/Cortesía

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Dalma dulces y más, es el emprendimiento de dos mujeres originarias de El Tejar, Chimaltenango, dedicadas a la elaboración de granola natural, dulces y canastas, que, además, son resultado de años de preparación y asistencia a talleres que han aprovechado para mejorar y salir adelante.

Alma Leticia Calderón, una de las emprendedoras, relató que el proyecto empezó siguiendo los cursos y capacitaciones a las que decidieron asistir hace un tiempo. De profesión, ella es enfermera, pero desde hace un tiempo ya no ejerce.

En su caso, destacó, que prepara granola natural, que contiene avena, manía, coco, pepitoria, chía y almendras; todo esto sin azúcar.

Sus productos aún no se ofrecen en la capital, pero podrían coordinar envíos. Foto La Hora/Cortesía

“También el dulce de tamarindo con chile y sin chile que también es cien por ciento natural que no lleva nada artificial, ni colorantes, ni nada de eso y los que son con chile se le añade el chile cobanero”, mencionó.

La entrevistada mencionó que no sabía preparar granola, pero hace once años empezó a asistir a los programas de las Obras Sociales de la Esposa del Presidente y también en el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación, donde le han enseñado a preparar alimentos nutritivos.

Así fue como decidió dedicarse a preparar estos alimentos, además de dulces típicos que ofrece a sus clientes en la región.

Lea: Intecap, el aprendizaje que ha llegado a más de 6 millones de personas en casi 50 años

“Hacemos canastas artesanales de las de plástico y eso lo hace mi compañera Dilma Linares, yo también las hago, pero ella se dedica más a eso… sola aprendí a hacer cremas, perfumes y desodorantes, pero cuando hubo la oportunidad de que dieran las capacitaciones, entonces me dediqué a eso”, refirió.

Ellas también trabajan con otras organizaciones, como Care Guatemala, así fue como surgió Dalma dulces y más.

EMPEZÓ INVIRTIENDO Q200

La emprendedora dice que, para empezar su negocio, invirtió Q200, luego continuó preparando sus productos y mejoró la presentación de la granola, de hecho, ahora usan una bolsa que es de caña y es biodegradable, así no contaminan el medio ambiente.

Además, han expuesto en diferentes espacios sus creaciones y aprendido de talleres. Foto La Hora/Cortesía

Como parte del apoyo que han recibido, recordó que han tenido más presencia en ferias, eso les ha permitido acercarse a más personas y así ofrecer sus productos.

Para preparar la granola que hace, Calderón explica que va siempre al mercado y compra los ingredientes necesarios, pero en el caso del amaranto, lo cultiva ella.

“Es bastante caro, entonces me sale mejor sembrar unas mis matas y de ahí saco mi amaranto, ahorita el año pasado me dio dos libras de amaranto y este año ya tengo otras matitas”, refirió.

Por el momento, los productos que prepara doña Ana, no se encuentran en la capital, pero cuenta que si alguna persona se interesa puede arreglar el envío.

Lea: Marilyn Gil, desde Instagram, busca promover la comida saludable

LE GUSTA EMPRENDER Y APRENDER

La entrevistada recalca que siempre le ha gustado emprender proyectos, así que eso le ha permitido sobrevivir y elaborar distintos productos.

El año pasado, por ejemplo, elaboró chorizo y longaniza, lo cual le permitió salir adelante durante la pandemia.

Si le interesa alguno de los productos que preparan en Dalma dulces y más, puede llamar al teléfono 56564489 y solicitar detalles.

Una de las cosas por las que destacan sus productos es que buscan ser saludables para sus consumidores. Foto La Hora
Grecia Ortíz
Periodista y Comunicadora de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Reportera para el Diario La Hora desde 2015. En la actualidad realiza contenido para La Hora Voz del Migrante, en temas de interés para la comunidad migrante en Estados Unidos.
Artículo anteriorSexo: no todo lo que se piensa se hace
Artículo siguienteCSJ acepta excusa de Silvia Valdés y no conocerá antejuicio contra Aifán