Cuatro países de la UE bloquean avances en presupuesto comunitario

Líderes de la Unión Europea se reúnen en una mesa redonda durante una cumbre de la UE en Bruselas. FOTO LA HORA: RICCARDO PAREGGIANI, POOL/AP.

Por LORNE COOK y ANGELA CHARLTON
BRUSELAS
Agencia (AP)

Los principales contribuidores al presupuesto de la Unión Europea bloquearon los avances en una cumbre de emergencia hoy, insistiendo en que no proporcionarán más fondos al próximo paquete de gasto a largo plazo del bloque, valorado en alrededor de un billón de euros (1,1 billones de dólares).

El grupo conocido como “Cuatro frugales” _ Austria, Dinamarca, Holanda y Suecia _ creen que el presupuesto comunitario para 2021-2027, que debe financiar ambiciosas políticas contra el cambio climático y de economía digital, debería equivaler al 1% de la renta nacional bruta (RNB) de los 27 miembros del bloque.

El presidente de Consejo Europeo, Charles Michel, que se reunió con los líderes comunitarios durante toda la noche para intentar cerrar un acuerdo, presentó un borrador de presupuesto con el 1,074% de la RNB. El Parlamento Europeo quiere un optimista 1,3%, mientras que el poderoso órgano ejecutivo de la UE, la Comisión Europea, prefiere el 1,11%.

“Puedo entenderlo cuando eres primer ministro de un país que tiene regiones e infraestructuras pobres, puedo entenderlo… pero cuando se trata del porcentaje, me mantengo firme”, dijo la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, a reporteros el viernes en Bruselas.

Preguntada por si podrán resolverse las discrepancias, Frederiksen apuntó “no, no lo creo. Estoy dispuesta a quedarme, y estoy preparada para quedarme todo el fin de semana. Pero no, no creo que vayamos a llegar a un acuerdo”.

Según Frederiksen, el bloque podría tener que celebrar otra cumbre, probablemente a principios de marzo.

En términos generales, los “Cuatro frugales”, con el respaldo de Alemania, están enfrentados a los “Amigos de la cohesión”, un grupo formado fundamentalmente por naciones del centro y el este que quieren la continuidad de los fondos de cohesión, unas partidas destinadas a ayudar al desarrollo de las regiones más pobres.

Tras una noche de encuentros bilaterales con Michel y en pequeños grupos, los líderes comunitarios se reunirán todos de nuevo el viernes.

Lo que está realmente en juego es comprobar si los políticos están dispuestos a poner dinero para respaldar las ambiciones de política europea. Además, no pueden permitirse dar la impresión en sus países de que están malgastando el dinero de los contribuyentes en un escenario de crecimiento económico limitado.

Con Gran Bretaña fuera del bloque, los líderes quieren demostrar que Europa puede seguir avanzando hacia horizontes más brillantes, pero el Brexit ha dejado un considerable agujero presupuestario de unos 75 mil millones de euros (81 mil millones de dólares) en siete años.