REDACCIÓN LA HORA SALUD
lahora@lahora.com.gt

Se dice una y otra vez que el anciano se descalcifica, que el niño necesita calcio para crecer, pero la mujer en su edad media ¿cuánto necesita? Muchas mujeres han memorizado los mínimos de calcio diario: 1 mil miligramos (mg) al día para las mujeres de entre 50 y más jóvenes y 1 mil 200 mg para las mujeres mayores de 50 y lo siguen fielmente en un esfuerzo por preservar sus huesos.

_LHS8_1bProbablemente se sorprenderá al saber que muchas autoridades de salud no están de acuerdo con esa recomendación. El Dr. Walter Willett, presidente del Departamento de Nutrición de la Universidad de Harvard, piensa que un cuerpo funcionaría igual de bien con la mitad de calcio, cosa que es lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud. Pero entonces ¿por qué tanta discusión?

Una cantidad de calcio es necesaria no sólo porque es un componente importante de nuestros huesos. También juega un papel vital en mantener nuestros órganos y músculos esqueléticos funcionando correctamente. El cuerpo obtiene el calcio que necesita para las funciones básicas, mediante la liberación del calcio almacenado en los huesos que pasa a la sangre y que se desprende del hueso a través de la remodelación del hueso, por el cual el hueso constantemente se descompone y se reconstruye.

Debido a que la densidad (cantidad de calcio) ósea baja cuando la descomposición ósea supera su formación, cosa que sucede con la edad, los científicos pensaron que el mantenimiento de un nivel adecuado de calcio en la sangre, podría mantener el hueso sin gastar tanto calcio.

A finales de 1970, un par de breves estudios indicó que consumir 1 mil 200 mg de calcio al día podría preservar el equilibrio del calcio de la mujer posmenopáusica. Basados en esos estudios los institutos de salud del mundo recomendaron la ingesta de calcio de 800 mg a 1 mil 200 mg al día para las mujeres mayores de 50 años y ahora vemos que no fue una buena decisión, pues el doctor Willett dice: «La recomendación se basa en estudios de balance de calcio que duraron tan sólo unas semanas. Eso ahora sabemos que no vale, que el balance de calcio se determina en el transcurso de un año. Tampoco es válido decir que si se consumen 1 mil 200 mg se tenga evidencia que las fracturas en realidad disminuyen o las previene. Así que usted debe discutir con su médico cual es la mejor dosis para usted.

En las últimas dos décadas, varios ensayos clínicos hechos con miles de mujeres posmenopáusicas, han tratado de determinar cómo la ingesta de calcio afecta el riesgo de fracturas de cadera. En cada estudio, las mujeres fueron asignadas al azar a uno de dos grupos: uno para recibir suplementos de calcio y de vitamina D (para ayudar a la absorción del calcio) y la otra para obtener pastillas de placebo. Después de varios años, los investigadores observaron el número de fracturas de cadera que hubo en cada grupo. Estos fueron los resultados: las 18 mil mujeres posmenopáusicas que tomaron un suplemento que contiene 1 mil mg de calcio y 400 unidades internacionales (UI) de vitamina D no eran menos propensas a romperse sus caderas que el número igual que tomaron una píldora de placebo, aunque la densidad de sus huesos de la cadera había aumentado ligeramente. Incluso ese pequeño cambio podría haber sido debido a la vitamina D en lugar de la de calcio.

Los estudios también revelaron un par de inconvenientes a altos niveles de suplementación con calcio, pero no al calcio obtenido a través de una dieta regular estos fueron los hallazgos:
Un mayor riesgo de cálculos renales. En uno de los estudios, las mujeres que tomaron la combinación de calcio-vitamina D, tenían un mayor riesgo de desarrollar cálculos renales que las que recibieron el placebo. Aunque se cree que altos niveles de calcio en la dieta, ofrecen una cierta protección contra los cálculos renales, altas dosis de calcio en los suplementos, pueden promover la formación de cálculos mediante el aumento de la cantidad de calcio que se elimina en la orina.

Un aumento del riesgo de ataque al corazón. En un estudio aleatorio de 1 mil 471 mujeres postmenopáusicas realizado en Nueva Zelanda, 21 de 732 mujeres que tomaron 1 mil mg de calcio al día tuvieron ataques al corazón, en comparación con 10 de los 736 que recibieron un placebo. Un análisis de 15 ensayos controlados aleatorios realizado en el 2010, también relacionó la administración de suplementos de calcio con un mayor riesgo de ataque al corazón. Algunos investigadores han especulado que los suplementos de calcio, pueden contribuir a las enfermedades del corazón mediante el aumento de los niveles sanguíneos de calcio, que puede causar que las arterias se endurezcan y la presión arterial aumente.

Por consiguiente, no queremos decir que no tome calcio, sino que consulte con su médico, para someterse a controles periódicos de su salud.

“En las últimas dos décadas, varios ensayos clínicos hechos con miles de mujeres posmenopáusicas, han tratado de determinar cómo la ingesta de calcio afecta el riesgo de fracturas de cadera”.

“Aunque se cree que altos niveles de calcio en la dieta, ofrecen una cierta protección contra los cálculos renales, altas dosis de calcio en los suplementos, pueden promover la formación de cálculos mediante el aumento de la cantidad de calcio que se elimina en la orina”.

“Tampoco es válido decir que si se consumen 1 mil 200 mg se tenga evidencia que las fracturas en realidad disminuyen o las previene. Así que usted debe discutir con su médico cual es la mejor dosis para usted”.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorSe desploma la economía brasileña; panorama poco alentador
Artículo siguienteUnasur asegura que colombianos deportados podrán regresar a Venezuela si lo desean