En meteorología, el otoño comienza el 1 de septiembre, sin embargo, el equinoccio de septiembre da paso al otoño astronómico en el hemisferio norte, y a la primavera en el sur. Foto la hora: NASA / Europa Press/dpa

En meteorología, el otoño comienza el 1 de septiembre, sin embargo, el equinoccio de septiembre da paso al otoño astronómico en el hemisferio norte, y a la primavera en el sur.

Este 2021, el equinoccio sucede este 22 de septiembre de 2021 a las 19:21 UTC, un evento astronómico causado por la inclinación de la Tierra sobre su eje y su movimiento en órbita alrededor del Sol.

Además de marcar el comienzo de la caída astronómica, el Sol estará exactamente por encima del ecuador de la Tierra, moviéndose de norte a sur, haciendo que el día y la noche tengan una duración casi igual (unas 12 horas) en todo el mundo, informa la NASA.

En el Polo Norte, durante los próximos días, el Sol se hundirá por debajo del horizonte durante una especie de crepúsculo desde ahora hasta algún momento de octubre, cuando estará completamente oscuro, según el científico solar de la NASA Mitzi Adams. El crepúsculo primaveral en el Polo Norte comienza unas semanas antes del equinoccio vernal o primaveral de marzo, cuando el Sol vuelve a salir por encima del horizonte.

Esto solo ocurre dos veces en el viaje anual de la Tierra alrededor del Sol. El resto del año, el sol brilla de manera desigual sobre los hemisferios norte y sur. Eso es porque el eje de la Tierra está inclinado con respecto al plano Sol-Tierra. Pero en estos días especiales, los equinoccios de primavera y otoño, el Sol brilla casi por igual en los hemisferios norte y sur.

En el hemisferio norte, el equinoccio de septiembre marca el comienzo de un período que nos trae amaneceres tardíos y atardeceres más tempranos. También sentiremos días más frescos con vientos más fríos y hojas secas que caen.

La gente de culturas antiguas usaba el cielo como reloj y calendario. Sabían que la trayectoria del Sol a través del cielo, la duración de la luz del día y la ubicación del amanecer y el atardecer cambiaban de manera regular durante todo el año. Además, civilizaciones anteriores construyeron los primeros observatorios, como Stonehenge en Wiltshire, Inglaterra, y la piedra Intihuatana en Machu Picchu, Perú, para seguir el progreso anual del Sol.

Agencia AP
Associated Press es una organización de noticias global independiente dedicada a la información fáctica, fundada en 1846 y ahora con presencia mundial.
Artículo anterior«This is the Night», una carta de amor al cine y «Rocky III»
Artículo siguienteLos lenguajes silbados humanos, modelo para entender a los delfines