El liderazgo de las mujeres es fundamental para cualquier sociedad y principalmente la guatemalteca. Diseño/Esteban Cardona

Por Gabriela Marroquín
lahora@lahora.com.gt

En la actualidad se habla mucho del liderazgo, sin embargo, no siempre se sabe que es exactamente y se tiende a confundir con ser jefe, o ejercer de una u otra manera un poder que usualmente no se emplea de la manera más conveniente.

En este espacio de La Hora Mujer compartiremos algunas de las cualidades que consideramos más valiosas para lograr una influencia positiva en las personas con las que nos relacionamos y lograr así un verdadero liderazgo. Como mujer, nuestro principal equipo es la familia en la que nos desenvolvemos, por eso esta es una excelente oportunidad para desarrollar estas capacidades, que de una u otro forma todas tenemos dentro.

Ciertamente, las mujeres han demostrado contar con las mismas capacidades de los hombres, sin embargo, su liderazgo suele ser invisible. No necesariamente figuran en los titulares, de acuerdo con ONU Mujeres.

Y es que el liderazgo puede mostrarse a través de un abanico de acciones de servicio, algunas tan sencillas como el voluntariado comunitario para apoyar a otras mujeres en situaciones vulnerables, tejer redes de apoyo, ser mediadoras de paz a través de dispositivos móviles en zonas en conflicto, ofrecer servicios de salud a través de la telemedicina, de higiene, hasta ejercer el liderazgo desde un puesto de político.

En Guatemala, las mujeres aún enfrentan dificultades a pesar de su gran capacidad para el liderazgo. Foto La Hora

UNA BÚSQUEDA INTERIOR

Un buen punto de partida surge de la necesidad de cultivar el autoconocimiento y la autoconsciencia. Esto nos ayuda a saber con que recursos contamos en nuestro interior y además estar presentes con nosotras mismas para saber qué es lo que hacemos, de qué manera, en cada momento del día.

Esto nos lleva la importancia de desarrollar la inteligencia emocional. Un líder conoce las emociones, las identifica y las puede nombrar. Esto es de vital importancia para poder gestionarlas, pasarlas y autorregularse.

Para influir en una o varias personas es de suma importante desarrollar la escucha activa. Esto significa la capacidad de escuchar la comunicación verbal y no verbal, es decir lo que se dice y lo que se expresa con los gestos o lenguaje corporal. Con esta competencia desarrollada, el líder es capaz de poder conocer las necesidades de quien se comunica con él o ella. La escucha es parte de una comunicación asertiva donde se tiene que saber escuchar y además estar consiente de la manera en que se dicen las cosas es verbal y no verbal.

Lea: ONU-Mujeres y Pacto Global buscan empoderar a mujeres con iniciativa para empresas

Reconocer la diversidad, la inclusión y desarrollar la tolerancia son capacidades que desarrolla una persona capaz de influir en las demás personas de manera adecuada. Esto se puede comprender como la importancia de celebrar las diferencias, todos valemos y respetamos lo que los demás piensan, aunque no este de acuerdo. Para lograr estas una cualidad que es necesaria y muy importante es la empatía que se define como la capacidad de una persona para entender la situación, emoción o momento que vive otra persona, sin necesidad de estar de acuerdo.

Tener humildad para recibir y dar retroalimentación. Esta es valiosísima cuando se sabe compartir pues es un punto de partida muy valioso para reconocer que se ha realizado bien y que se puede mejorar.

El buen líder es capaz de reconocer su vulnerabilidad, que se puede entender como la capacidad de reconocer un problema o una situación en la que se siente en desventaja. Cada persona puede ver esto de manera distinta. Lo que no varía es el coraje o valentía y la autoconfianza que se necesita para reconocer el sentirse vulnerable y enfrentarlo.

En cualquier situación y condiciones, las mujeres son capaces de salir adelante y liderar a sus comunidades y familias. Foto La Hora

Todas estas características y habilidades para ser un buen líder e influenciar en un grupo de personas dependen nada más que de ella misma. Invitamos a todas las mujeres a desarrollar algunas o varias de estas cualidades, y así comenzar a hacer algo diferente para obtener resultados distintos que nos abran las puertas a otras posibilidades.

Características para ser un buen líder:

• Autoconocimiento, conciencia y regulación
• Inteligencia emocional
• Comunicación asertiva y escucha activa
• Empatía
• Diversidad, inclusión y tolerancia
• Humildad
• Capacidad para dar y recibir retroalimentación
• Vulnerabilidad
• Coraje o valentía
• Autoconfianza

Lea: Quiñones: Sin mujeres en la economía, se pierde el talento de la mitad de la población

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorMuniGuate avisa horarios de atención durante asueto de Semana Santa
Artículo siguienteExclusiva AP: OMS ve probable que el COVID venga de animales