El pleno de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) aceptó la excusa presentada por la magistrada Silvia Valdés, por lo que no conocerá la solicitud de antejuicio presentada por el exjuez Mynor Moto contra la jueza Erika Aifán. Foto: La Hora/José Orozco

Por Lourdes Arana
lcarana@lahora.com.gt

El pleno de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) aceptó la excusa presentada por la magistrada Silvia Valdés, por lo que no conocerá la solicitud de antejuicio presentada por el exjuez Mynor Moto contra la jueza de Mayor Riesgo «D», Erika Aifán. Sin embargo, aún está pendiente de conocerse la recusación contra el magistrado Manuel Duarte.

El antejuicio fue presentado por la defensa de Moto en contra de la jueza Aifán, por haber autorizado la orden de captura en su contra, por su vinculación al Caso Comisiones Paralelas 2020.

El argumento que utilizó en ese momento Mynor Moto para presentar dicho antejuicio fue que él contaba con inmunidad, al haber sido juramentado por el Congreso de la República como magistrado titular ante la Corte de Constitucionalidad.

Sin embargo, Moto no pudo asumir el cargo ante el máximo Tribunal Constitucional, debido a las impugnaciones presentadas en su contra y pendientes de resolver.

LOS HECHOS

El pasado 1 de febrero, el Juzgado de Mayor Riesgo “D”, a cargo de la jueza Erika Aifán, giró una orden de captura en contra de Mynor Moto, luego de que, en diciembre de 2020, fuera documentado por la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), durante una reunión entre varios actores que se encuentran implicados en el caso Comisiones Paralelas y con vínculos a Gustavo Alejos.

Puede leer: Comisiones Paralelas 2020: Moto presenta queja contra jueza Aifán

Días después de la reunión, anunció su candidatura a la CC, además, Moto había intentado controlar el caso por gestiones de Dennis Herrera, también prófugo de la justicia.

Lourdes Arana
Periodista profesional, apasionada con transmitir la noticia de primera mano; enfocada en trasladar la información veraz, puntual y objetiva. Guatemalteca consciente de aplicar valores y principios que ayuden al progreso y desarrollo del país.
Artículo anterior“Dalma dulces y más”, dos emprendedoras que se prepararon y empezaron con Q200
Artículo siguientePDH recomienda a ONSEC anular despido de María Morales por campaña #TengoMiedo