Crónicas de un Caballero carnívoro

Jack Daniel´s Honey

Existen muchas ediciones de whiskey borbón que imitan sabores a la miel. Esta es de las pocas ediciones en la cual lograron crear un genuino matiz a miel, manteniendo un sabor que no es genérico en absoluto, sino se apega mucho a lo natural, simple y original, lo que resalta mucho en comparativa general. Cada sorbo presenta notas a vainilla, nueces, chocolate, café y limón, entre otros, enmarcado en una esencia frutal, dulce, siempre con la fuerza del original Jack Daniel´s No.7. Definitivamente este es uno de mis favoritos para disfrutar en las rocas, durante la sobremesa. En lo que respecta a la cocina carnívora, los mejores glaseados para costillas de cerdo, los hemos logrado con una reducción del Jack Daniel´s Honey, mezclado con azúcar morena y jugos naturales, creando así una receta imperdible que integra todo lo mejor de la esencia Jack Daniel´s.

Gentleman Jack

Una edición que tiene todo lo que un whiskey premium tiene que tener. Si me pidieran  definirla en dos palabras diría: sutil y compleja. Es una edición que tiene mucha personalidad, resultado del proceso de doble filtrado en carbón. Este proceso conocido históricamente como el Lincoln County Process, aporta una huella imperdible al Gentleman Jack en términos de refinamiento y complejidad en su espectro de sabores/aromas. Se aprecian notas a vainilla, roble, canela y frutas principalmente, con un cuerpo ligero y un final prolongado, muy limpio y suave. Esta es una edición que debe de limitarse a consumirse solo o si acaso,  con un poco de hielo. El Gentleman Jack es sin duda, un Jack para caballeros.