EUROCOPA 2016

Croacia empata con República Checa en duelo empañado por las bengalas

Players stand on the pitch after flares were thrown onto the pitch during the Euro 2016 Group D soccer match between the Czech Republic and Croatia at the Geoffroy Guichard stadium in Saint-Etienne, France, Friday, June 17, 2016 (AP Photo/Laurent Cipriani)

Saint-Etienne
DPA

Croacia desperdició hoy una ventaja de dos goles y empató 2-2 ante la República Checa en un duelo ensombrecido por el lanzamiento de bengalas y petardos al terreno de juego en la segunda mitad, un nuevo contratiempo en una Eurocopa de Francia marcada por los altercados de los hinchas.

Ivan Perisic (37′) e Ivan Rakitic (59′) adelantaron a la selección de fútbol croata en Saint-Etienne, pero República Checa reaccionó al borde de la eliminación con tantos de Milan Skoda (76′) y Tomas Necid (94′), este último de penal.

El duelo fue interrumpido unos minutos al final de la segunda mitad después del lanzamiento de bengalas y petardos al césped desde el fondo donde se encontraban los aficionados croatas y uno de los artefactos explotó cerca de las manos de un operario. La acción podría conllevar una sanción de la UEFA a la federación croata.

El resultado deja a Croacia como líder del Grupo D con cuatro puntos, seguida de España (3), República Checa (1) y Turquía (0). Defensora del título, España se clasificará a octavos si vence a continuación a Turquía en Niza en el otro partido de la segunda jornada en la zona.

A falta de cuatro minutos para el minuto 90, el árbitro Mark Clattenburg interrumpió el encuentro para que los operarios retiraran los artefactos pirotécnicos que llovieron desde la grada. Además, al parecer hubo peleas en el anfiteatro del estadio, aparentemente sólo entre hinchas croatas.

Sin embargo, la alegría de los hinchas croatas que lanzaron las bengalas cuando su equipo acariciaba ya los octavos de final se convirtió en tristeza cuando Domagoj Vida tocó un balón con la mano en su área en el minuto 95 y el árbitro pitó penal.

Necid, que había salido en la segunda parte, lanzó un potentísimo disparo que se coló por el centro para mantener con vida el sueño de los checos.

Antes, el control del partido había sido totalmente de los croatas. Rakitic y Luka Modric manejaron los hilos del ataque ajedrezado. Los checos, de hecho, no entraron al partido hasta que marcaron el primer gol a falta de 15 minutos para el final.

Croacia, al igual que en su debut ante Turquía, sometió a los checos con su fútbol de transiciones rápidas y control y tuvo varias ocasiones para abrir el marcador en los primeros minutos.

El primer gol llegó después de que el defensor Tomas Sivok dejó progresar a Perisic en el área y el croata disparó cruzado para batir a Petr Cech.

Las opciones de los checos parecieron reducirse a la nada cuando Roman Hubnik, central junto a Sivok, le entregó el balón a Marcelo Brozovic, que sólo tuvo que pasar a Rakitic para que el jugador de Barcelona pusiera el 2-0.

A falta de 14 minutos para el final llegó la reacción checa. Tomas Rosicky, la estrella checa que estuvo apagada hasta ese momento, encontró a Skoda con un centro brillante y éste cabeceó a las redes.

Croacia falló después varias ocasiones de gol y el partido quedó en el alambre por el lanzamiento de bengalas.

Pero el duelo de hoy tenía una sorpresa más, como casi todos en la Eurocopa de Francia, y Necid anotó desde el punto de penal un gol que aprieta un Grupo D en el que todos tendrán la posibilidad de progresar en la última jornada.