Crisis económica obliga a Miguel Ángel Pérez de 68 años trabajar en río Las Vacas

POR HEDY QUINO*
hquino@lahora.com.gt

Debido a la crisis económica ocasionada por la pandemia COVID-19, muchas personas perdieron su trabajo, incluido don Miguel Ángel Pérez de 68 años de edad, quien laboraba como piloto de transporte pesado, por lo que se vio obligado a trabajar en las inmediaciones del río Las Vacas como recolector de arena.

Al final de la Calzada La Paz, en una de las orillas del río Las Vacas se encuentra don Miguel Ángel, quien junto a otras personas llegan todas las mañana a recoger arena para luego vendarla. “Comencé a trabajar desde los diez años y todavía sigo, trabajo en camiones, ese ha sido mi chance todo el tiempo, pero no puedo estar atenido a una sola cosa, he aprendido a hacer varios trabajos… ahí vamos poco a poco, ganando lo del pan del día”, relató.

Don Miguel Ángel se vio obligado a trabajar en las inmediaciones del río Las Vacas como recolector de arena. Foto: La Hora/José Orozco

“Aquí junto mi poquito de arena cuando se puede, porque no es todo el tiempo, es por temporaditas, mientras podamos vamos haciendo algo poco a poco… mantengo a mi mamá y Dios me da bendiciones, yo mismo veo las bendiciones que Dios me da, nunca me falta mi pan ni mi trabajito”, declaró Miguel Ángel Pérez.

Don Miguel Ángel vende la arena del río para poder sustentar a su familia y a su mamá quién vive con él. Foto: La Hora/José Orozco

Un estudio reciente que realizó la firma ManpowerGroup, señala que por los efectos de COVID-19 se prevé una disminución considerable de las planillas laborales para el tercer trimestre del año.

Don Miguel Ángel trabajaba como piloto de transporte pesado, derivado de la crisis se vio obligado a cambiar de trabajo. Foto: José Orozco/LH

*Con información de José Orozco