CONTRAVÍA

Crisis e incertidumbre entre la gente

Factor Méndez

fmendez21@gmail.com

Defensor Derechos Humanos. Catedrático. Periodista/Escritor. Estudió Derecho, Derechos Humanos y Trabajo Social en Guatemala, Honduras y Costa Rica. Catedrático San Carlos y Rafael Landívar. Fundador Centro de Investigación, Estudios y Promoción de Derechos Humanos CIEPRODH. Autor de ensayos y artículos sobre temas sociales, políticos, memoria histórica y Derechos Humanos.

post author

Factor Méndez Doninelli

“Nos queda aún un largo camino. El virus nos va a acompañar durante mucho tiempo…En los países con órdenes de confinamiento, las personas sienten una frustración comprensible por llevar semanas encerradas en casa. Es comprensible que la gente desee retomar sus vidas cotidianas, porque están en juego su salud y su subsistencia”.
Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general Organización Mundial de la Salud (OMS). Ginebra, 22 abril 2020.

La emergencia sanitaria decretada a nivel global por la crisis que desató la irrupción de la COVID-19 en el mundo, ha obligado a la gran mayoría de la humanidad a someterse a las acciones, decisiones y medidas sanitarias muchas de ellas arbitrarias y extremas, ordenadas por las autoridades de todas las naciones afectadas por la pandemia que según la OMS, hasta ahora deja un saldo que supera los 2,5 millones de infectados y más de 160,000 fallecidos en el mundo.

Una de esas medidas extremas ha sido la cuarentena, que significa que la gente ha sido obligada a encerrarse en sus hogares por 40 días, en completo aislamiento social y en la mayoría de casos, sin estar mentalmente preparados para mantenerse en confinamiento obligatorio 24×40.

En países como Guatemala, el distanciamiento físico y la cuarentena van a sobrepasar los 40 días (el sábado 25 se cumplen 40 de encierro), porque de acuerdo a la evolución creciente de nuevos casos, es predecible que el presidente Alejandro Giammattei prolongue esa medida como ya está sucediendo en países de Europa y algunos de América Latina, porque según expertos sanitarios es necesaria en la fase de mitigación para evitar un repunte de casos y lo más probable un desborde de los servicios de salud. La prolongación del encierro, el miedo natural a ser infectados y la incertidumbre sobre la salud y la subsistencia familiar, están empezando a hacer crisis en la gente.

El fenómeno global del desempleo ha llegado a Guatemala donde sucede igual que en las grandes naciones industriales y capitalistas, que por la suspensión de actividades productivas se ha iniciado el cierre de pequeñas y medianas empresas, despido de trabajadores, anulación de contratos laborales y por ende, más desempleo, más actividad informal como estrategia de sobrevivencia y creciente desesperación de miles de personas ante la incertidumbre del futuro inmediato.

En Guatemala, donde hay altos índices de desigualdad social, pobreza y pobreza extrema tales circunstancias y situaciones están afectando la salud mental de las personas lo que puede generar otra crisis social, no obstante, las autoridades responsables no le están dedicando atención a esta problemática humana específica y tampoco se conocen planes o programas que el Gobierno del doctor Giammattei, vaya a implementar para atender la demanda masiva de apoyo profesional (desde psicológico y hasta psiquiátrico, si fuera el caso) que puede venir.
Como ya lo advirtió el director de la OMS… “El virus nos va a acompañar durante mucho tiempo”, esto quiere decir, que tenemos que aprender a lidiar y vivir con él y que los gobernantes en cumplimiento de su deber constitucional, deben proteger a la persona y a la familia, asegurar el fin supremo que es la realización del bien común, así como, garantizar la vida, la libertad, la justicia, la seguridad, la paz y el desarrollo integral de los seres humanos, Artículos 1º. Y 2º. Constitución Política de la República de Guatemala.

Espero que lo anterior no sea simple retórica, que Giammattei honre sus calidades humanas de mandatario y de médico, implementando proyectos y programas dedicados a brindar servicios profesionales de salud mental. Urge atender necesidades vitales de la gente.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorCampana sin badajo
Artículo siguienteNo saber no entender