Crecimiento económico sería menor al esperado por COVID-19

La Junta Monetaria continuó implementando medidas para hacer frente a las consecuencias del COVID-19. FOTO LA HORA/ARCHIVO

Por Denis Aguilar
daguilar@lahora.com.gt

La Junta Monetaria hizo un ajuste a la baja sobre las perspectivas del crecimiento económico para Guatemala debido a los efectos de la pandemia del COVID-19, lo cual ha conllevado a que se esté dando una menor producción en el país.

En ese sentido, el Banco de Guatemala (Banguat) y la Junta Monetaria (JM), señalan que el crecimiento económico para este año estará ubicado en un rango de 0.5 por ciento a 1.5, con un valor central del 1 por ciento.

Previo al brote del virus, las perspectivas de crecimiento económico proyectadas eran en rangos ubicados del 3.1 por ciento al 4.1 por ciento.

La banca central señala que estos efectos se derivan del deterioro de las economías de Estados Unidos, Europa, México, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, principales socios comerciales de Guatemala, que se han visto afectados por la pandemia del coronavirus.

El valor central del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) es del 1 por ciento, donde se contemplan los escenarios de una recesión económica para Estados Unidos y Europa, así como una reducción de la producción en China, según el Banguat.

REDUCEN TASA DE INTERÉS

La Junta Monetaria informó además que, tras un análisis de la coyuntura económica en el nivel interno y externo, además de una evaluación del balance de riesgos de inflación, se ha decidido reducir el nivel de la tasa de interés líder en política monetaria de 2.25% a 2.00%.

En el ámbito externo, la JM considera que las perspectivas de crecimiento económico mundial para el 2020 se han deteriorado considerablemente debido a la propagación del coronavirus, lo cual ha propiciado una volatilidad e incertidumbre, lo que demanda nuevas acciones de los bancos centrales.

A nivel interno, la Junta Monetaria señala que el crecimiento económico en Guatemala para 2020 podría “ser bastante menor al anticipado previamente”, dado que el entorno externo ahora es menor favorable, ya que algunos sectores productivos se han visto afectados por la emergencia.

En tal sentido, la autoridad monetaria señala que la decisión tomada sobre la tasa de interés líder busca reducir la disminución en el costo del crédito para las empresas, los hogares y la población en general; además, de que se busca contribuir en el que el impacto económico sea el más moderado posible.

“La Junta Monetaria reafirma su compromiso de continuar dando seguimiento cercano a la evolución de los principales indicadores económicos, tanto externos como internos, que puedan afectar el nivel general de precios y, por ende, las expectativas de inflación”, precisaron en un boletín de prensa enviado esta tarde.