COVID-19 tampoco detuvo la migración a EE. UU.

Un adulto hondureño trata de pasar a una menor de edad en un muro en la frontera de Estados Unidos. La migración desde el Triángulo Norte no se ha detenido. FOTO LA HORA/AP

POR MARGARITA GIRÓN
jgiron@lahora.com.gt

De acuerdo con los datos de la Oficina de Aduanas y Seguridad Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), durante el mes de julio se registró un aumento en las acciones realizadas por esa dependencia en la frontera sur estadounidense. En el décimo mes del año fiscal estadounidense 2020, 40 mil 746 migrantes provenientes del norte de Centroamérica y México fueron considerados inadmisibles o detenidos por agentes fronterizos.

LOS NÚMEROS

Aunque los meses de abril y mayo, registraron una baja en las detenciones de migrantes por parte de la patrulla fronteriza, en junio y julio los números han aumentado, registrando en este último, la cifra más alta, desde febrero, cuando 36 mil 581 migrantes fueron aprehendidos.

Según el registro de CBP, Guatemala representa el mayor porcentaje de migrantes aprehendidos con relación a los países del norte de Centroamérica, reportando entre octubre del 2019 y julio de este año, 37 mil 238 connacionales aprehendidos, seguido de Honduras con 31 mil 264 detenciones y El Salvador con 12 mil 820 migrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza Estadounidense.

De acuerdo con la CBP, en 10 meses, 6 mil 964 niñas y niños no acompañados (NNA) guatemaltecos fueron aprehendidos por agentes fronterizos, mientras que, la cifra de unidades familiares detenidas es de 9 mil 927.

Sin embargo, el mayor porcentaje se registra en los adultos aprehendidos, en donde según lo reportado por la CBP, 20 mil 347 connacionales fueron detenidos, entre octubre del año pasado y julio de este año.

LEA: Presentan demanda por expulsión de niños migrantes no acompañados en EE. UU.

PESE A CONTAGIOS DE COVID-19 DEPORTACIONES CONTINUARON

Aunque en los meses de marzo, abril y mayo, los vuelos con connacionales retornados de Estados Unidos fueron irregulares, a partir de junio los vuelos se reanudaron con condiciones especiales, dentro de las cuales destacaba que los connacionales contaran con un certificado médico que indicara que habían dado negativo a la prueba de COVID-19.

Sin embargo, según informó el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), 288 retornados han dado positivo a COVID-19, 105 de ellos ingresaron vía terrestre y 183 por la vía aérea.

Durante el año, 14 mil 085 connacionales han sido retornados vía aérea desde Estados Unidos, según datos registrados por el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) al 10 de agosto. Mientras que 12 mil 113 han llegado al país vía deportación terrestre desde México, según datos registrados al 6 de agosto.

M. VERZELETTI: LAS PERSONAS HAN BUSCADO OTRAS ESTRATEGIAS PARA MIGRAR

El padre Mauro Verzeletti, director de Casa del Migrante en Guatemala, manifestó que, si bien es cierto, la pandemia detuvo por un tiempo el flujo migratorio, el lema de “quédate en casa”, debe ser aplicado en el contexto migratorio con un “quédate en tu país”, pero con oportunidades de vida.

Además, mencionó que para que las personas no vean en la migración una necesidad, deben contar con trabajo y sus derechos humanos garantizados.

“No es solo el contexto de la pandemia lo que ha agravado la situación de la migración, tanto Guatemala como Centroamérica se ha visto afectada en diferentes momentos, como la crisis de los niños, niñas y adolescentes en 2014 y las caravanas en 2018, ahora se ha detenido un poco por el cierre de las fronteras, pero las personas han buscado estrategias distintas para migrar”, detalló.

Añadió que, en el momento que las restricciones se liberen en los países podría observarse un mayor flujo migratorio, sobre todo en los últimos meses del año. Verzeletti enfatizó la necesidad de crear políticas públicas para garantizar las condiciones de vida de las personas de los países expulsores de migrantes, sobre todo en el contexto de la crisis de la pandemia.

El padre Mauro Verzeletti, director de Casa del Migrante en Guatemala. Foto La Hora

IDGT: DESAFÍOS EN EL TEMA MIGRATORIO NO HAN DESAPARECIDO CON LA PANDEMIA

Úrsula Roldán, directora del Instituto de Investigación y Proyección sobre Dinámicas Globales y Territoriales (IDGT), destacó que, los desafíos en el tema migratorio no han desaparecido con la pandemia y se han acrecentado, pues los efectos de la crisis han afectado la economía, no solo del país, sino de economías importantes como la de Estados Unidos, principal destino de los migrantes guatemaltecos.

“Los efectos de la pandemia van a afectar fuertemente a la economía a nivel nacional e internacional y frente a eso, tocaría hacerse planes serios de inversión en los territorios para que se generen empleo y también que incluyan a los migrantes retornados”, agregó.

Roldán también destacó el compromiso de los migrantes que ya trabajan en Estados Unidos, quienes, pese a los riesgos, a través las remesas continúan contribuyendo con la economía de muchas familias guatemaltecas.

Según la entrevistada, los programas implementados por el Gobierno deben llegar especialmente a los territorios en donde la migración representa mayores porcentajes. Además de políticas específicas de institucionalidad para atender a la población migrante.

“Se deben aprovechar los programas implementados por el Estado, ahora hay importantes préstamos que se hicieron para apoyar a la población, pero especialmente en los territorios en donde la pobreza ya es un problema, porque es de estos territorios de donde los migrantes son originarios”, puntualizó.

Úrsula Roldán, directora del Instituto de Investigación y Proyección sobre dinámicas globales y territoriales (IDGT) abordó el tema de la continuidad de la migración. Foto La Hora

MIGRACIÓN Y COVID-19

De acuerdo con un artículo publicado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), las restricciones de movilidad aumentan el riesgo de que las personas se queden atrapadas en contextos de violencia, dificultando la posibilidad de buscar apoyo en otros territorios y países. En ese contexto, señalan que, pese a las condiciones de riesgo, muchas personas buscan y seguirán buscando opciones de migración irregular, a pesar de los peligros de la pandemia, para alejarse de los contextos de alta violencia y bajos ingresos en los que viven.

lea: Adolescente que buscaba refugio en EE. UU. fue deportada bajo política contra el COVID-19