COVID-19: Se desconoce número de pacientes en hospitales

POR MARGARITA GIRÓN
jgiron@lahora.com.gt

En los últimos días la cifra de casos positivos ha ido en aumento, solo en los últimos cuatro días se han reportado más de mil casos, situación que ha causado preocupación respecto a la capacidad de las autoridades de salud y la red hospitalaria para atender la emergencia.

Actualmente se reportan 3 mil 425 casos activos en todo el país, concentrándose mayormente en la región 1 del país, en donde se incluyen los departamentos de Guatemala, Chimaltenango y Sacatepéquez, en donde se han reportado más de 2 mil 800 casos.

La Hora, solicitó al Ministerio de Salud y Asistencia Social (MSPAS), la cantidad de pacientes que atiende cada centro hospitalario, tanto de la red pública, como red privada y Seguro Social; sin embargo, indicaron que era información que no podían trasladar a través de la Dirección de Comunicación Social de dicha cartera; sin embargo, la solicitarían al Departamento de Epidemiología.

También se solicitó la información al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS); no obstante, al cierre de esta nota, no se obtuvo el dato de cuántos pacientes alberga el Instituto, tanto en hospitales, como en hoteles.

Expertos consultados por La Hora destacan que ante el aumento de casos y la situación que enfrenta el sistema de Salud del país, el Estado debe agilizar los procesos y no escatimar recursos para tener lo necesario para atender la emergencia, además de hacer uso de la tecnología y alianzas interinstitucionales que permita la contratación de más profesionales sin tener que pasar por procesos burocráticos que retrasen los trámites de quienes están en la primera línea de atención.

FUNDESA: SALUD TENDRÍA QUE HACER USO DE LA TECNOLOGÍA PARA TENER UN MEJOR CONTROL

El director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo, (Fundesa), Juan Carlos Zapata, agregó que, tienen conocimiento que el Ministerio de Salud ha realizado compras de insumos de protección para el personal médico que está en la primera línea de atención. No obstante, consideran que el área de salud debería contar con un sistema tecnológico que permita dar mayor trazabilidad y control a los casos registrados.

“Este sistema debería tener la concentración por lugar de ingreso, para poder preparar la logística y para entender el ingreso de las personas y su lugar de residencia, un calendario de ingreso, un tracking de lugar de permanencia para verificación de cumplimiento de la cuarentena y la verificación de síntomas con una alineación de qué personas han estado en contacto, para el análisis de propagación de la enfermedad”, detalló Zapata.

LEA: Giammattei: si pasamos varios días arriba de 500 contagios, entonces cerraríamos el país

PDH: HOSPITALES ESTÁN TRABAJANDO CON LO QUE TIENEN

La Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), ha realizado diferentes verificaciones y recomendaciones al Sistema de Salud, tras conocerse situaciones en las que se evidencian las condiciones del sistema hospitalario del país aunado al aumento de casos.

Zulma Calderón, Defensora de la Salud, de la PDH quien junto a la procuradora adjunta Claudia Maselli, han realizado diferentes visitas de verificación a los centros de atención hospitalaria durante la crisis, comentó que, desde que inició la emergencia, existía consciencia de que el sistema de salud del país, es un sistema débil, “históricamente abandonado”, en el cual, se evidencia que, la prioridad para los Gobiernos de turno, no ha sido la salud pública.

“La situación se hizo más evidente con la pandemia que estamos enfrentando, si bien es cierto, esta situación tiene diferentes aristas, evidentemente, la parte de salud es la más visible ya que ha sido abandonado, desfinanciado, con una estructura débil y centralizado. Estos eran factores que debían tomarse en cuenta al momento de hacer una planificación estratégica de cómo íbamos a responder a la pandemia, pero esto no se dio”, dijo Calderón.

La Defensora detalló que los tres niveles de atención, que es a donde corresponden los hospitales, están trabajando y resolviendo “con lo poco que tienen”. Agregó que los planes de respuesta del Gobierno no han sido certeros yendo en muchos casos en contra de la evidencia científica pues desde el inicio se ingresó a pacientes cuya condición no era para estar en un área hospitalaria y eso generó que se saturaran esos servicios y que, al saturarse, tuviese que recurrirse nuevamente a los hospitales nacionales y esto podría replicarse en los hospitales del interior de la República.

“Tenemos un sistema de salud que está agonizando. Están trabajando con los recursos que tienen, con el mismo personal y prácticamente con los mismos recursos financieros, pese a que existe una cantidad para el tema de salud”, dijo Calderón.

LEA: PDH recomienda a Giammattei utilizar los hostales del Irtra para pacientes COVID-19

Agregó que el ministerio de Salud, debe actualizar los protocolos, “en todos los sentidos”, pues a decir de Calderón, todos los pacientes que sean asintomáticos y que no presenten complicaciones y que cuenten con las condiciones para hacer cuarentena en sus domicilios puedan hacerlo, sumado al seguimiento a los pacientes a través del mismo personal de salud.

“El personal de salud tampoco ha sido reforzado y si no contratan más gente en los centros de salud, ese seguimiento será imposible. Es necesario actualizar protocolos, fortalecer las áreas de salud y concluir el proceso de implementación de los hospitales de campaña, para que respondan, además de contratar al personal que les hace falta”, puntualizó la entrevistada.

ASIES: EL ESTADO NO DEBE ESCATIMAR EN GASTOS

Luis Linares, analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies), comentó que, ante la emergencia y el aumento de casos, el Gobierno debe priorizar y no escatimar recursos para ponerlos a disposición de las autoridades de Salud. Agregó que, de momento una de las prioridades es dotar de lo necesario a los médicos que se encuentran en primera línea, así como recurrir a las instalaciones que sean necesarias para encamamiento de pacientes, recurriendo a hoteles.

“Esta es una opción que tendrá bajo costo porque los dueños de los hoteles podrían obtener algún ingreso y apoyarían a la emergencia”, detalló Linares.

Además, destacó que el ministerio de Salud debe fortalecer el área de compras ya que se han dado diversos eventos que no concluyen y una de las razones podría ser la inexperiencia del personal que ingresó con el nuevo Gobierno y desconoce los procesos.

“Tienen que ver cómo fortalecen esto y contratar gente que sepa. Ha pasado en muchos casos de procesos de compras que luego resultan desiertos, o se caen y el ministerio está pagando el proceso de aprendizaje porque se llega a barrer con el personal del Gobierno anterior, que no siempre es el idóneo, pero ya conoce cómo se hacen las cosas”, agregó el entrevistado.

Linares agregó que en un mediano plazo debe fortalecerse la cobertura del Seguro Social para no llevar al colapso al sistema de Salud Pública, tanto en el sistema de compras, contrataciones y otros procesos.

En el tema de las contrataciones de personal, Linares enfatizó que luego de dos meses de haber empezado la crisis y habiendo médicos a quienes no les han pagado, la situación se complica cuando los profesionales tampoco acuden a las convocatorias por el riesgo y las condiciones a las que se enfrentan.

La PDH ha realizado verificaciones en distintos hospitales.Foto: PDH

IPNUSAC: DEBILIDAD DEL SISTEMA DE SALUD NO ES UNA SITUACIÓN NUEVA

Geidy de Mata Directora del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos (Ipnusac), comentó que el Estado tiende a ser muy burocrático en sus procesos; sin embargo, es prudente promover la cooperación interinstitucional para mejorar la red de servicios y priorizar lo que sea necesario para enfrentar la crisis.

“El Presidente había tomado decisiones de forma gradual con la idea de evitar que esto fuera a colapsar porque se reconoce la debilidad del sistema de salud, que no es una situación nueva”, detalló.
Agregó que el desmantelamiento que se generó en el pasado, hoy está generando un impacto significativo en las políticas públicas y en la falta de coherencia y agilidad por parte del Estado.

“El sistema de salud hoy enfrenta sus mayores retos, por la debilidad por parte del Estado y la incapacidad que se tiene no solo en términos de infraestructura, no solo en la pandemia, sino en otras aristas, como los insumos médicos y personal”, agregó.

LEA: En la región va 23 mil casos de COVID-19; Guatemala es el tercer país con más positivos