¡Corruptos!

La exdiputada Delia Bac y el diputado Felipe Alejos fueron nominados corruptos por el Departamento de Estado de los Estados Unidos. Foto: La Hora

Ayer por la tarde el Secretario de Estado de los Estados Unidos usó su cuenta de Twitter para hacer un importante anuncio relacionado con nuestro país, informando que “Los actos corruptos de Delia Bac y Felipe Alejos Lorenzana socavaron el Estado de Derecho en Guatemala. Les estoy designando públicamente junto con los miembros de la familia inmediata de Alejos como no elegibles para ingresar a los Estados unidos. Seguimos siendo #UnitedAgainstCorruption con nuestros socios en Guatemala”. Mike Pompeo es el encargado de las relaciones exteriores del gobierno de Donald Trump.

Estados Unidos jugó un penoso papel en la lucha contra la Corrupción en Guatemala cuando decidió apoyar a Jimmy Morales para expulsar a la CICIG y aquí se sintieron tan respaldados que hasta decidieron realizar el manoseo de la elección de las Cortes en el que participan no sólo los diputados y el gobierno que logró armar una alianza oficialista, sino también poderosos e influyentes grupos del sector privado que cierran filas para asegurar que, llegado el momento, se puedan elegir a los magistrados que fueron previamente apalabrados por el otro Alejos, Gustavo, también señalado previamente por Estados Unidos como corrupto.

Si todos los que han sido partícipes del esfuerzo por socavar y enterrar el Estado de Derecho en Guatemala con Cortes amañadas van a ser señalados públicamente como corruptos y, por lo menos, inelegibles para entrar a Estados Unidos, la lista va a resultar tremendamente larga porque hay nombres y apellidos para todos los gustos. Es pública la postura de quienes han sido puntales de ese esfuerzo por cooptar la justicia y no son sólo los Alejos ni sólo los diputados que conforman la alianza oficialista que se estructuró con el concurso de Sandra Torres y el partido de Mario Estrada, procesado en EUA por narcotráfico.

Es triste que las condenas tengan que venir de fuera pero lamentablemente no queda otro remedio porque aquí todos los esfuerzos por permitir que fuera sometido a un proceso Felipe Alejos se estrellaron en la Corte Suprema de Justicia. Con total cinismo y desfachatez, los encargados de la “justicia” se rieron de ella y escudaron a Alejos como intocable.

Es importante que los actores solapados del Pacto vean que hay interés en Estados Unidos, aún en tiempos de Trump, por combatir la corrupción que es causante de la pobreza que genera tanta migración irregular. Y saber que tomarán medidas contra los que se prestan a socavar el Estado de Derecho, negándose a elegir magistrados independientes que no estén comprometidos con el pacto de impunidad que promueven esos políticos y particulares mañosos.