“Contralor y congresistas”

Cartas del Lector

post author

Jesús Alvizures
Chus@tribunadelaverdad.com
Chus.Alvizuresa@gmail.com

Por segunda vez el contralor Fernando Fernández de la Contraloría General de Cuentas de la Nación es citado para seguir el linchamiento político espurio contra Thelma Aldana; en la primera citación Fernández indicó que el finiquito de Aldana no podía ser revocado, pues este tiene seis meses de vigencia a partir de su emisión, más ahora dice que desde el momento de la denuncia quedó sin efecto. A la larga se ve que ha aceptado presiones del grupo congresista que conforman los corruptos.

El delito de Aldana, cuando fungió como Fiscal General del MP, fue el desmantelar con el acompañamiento de CICIG las estructuras corruptas paralelas del Estado, y es por eso que los gánsteres que han mantenido secuestrada la economía de la nación se niegan a que en la primera magistratura quede una mujer que los ha combatido con la Ley constitucional en la mano.

Quien o quienes le pueden prestar credibilidad a estos diputados mañosos que siempre han tratado de desconocer la Ley y sus mandatos, incluyendo a los presidentes Ejecutivo y Legislativo, y han andado de la mano en reuniones con el tercer poder – Judicial, porque ellos son los que timonean el barco de la corrupción en el país.

Los líderes que han sembrado malas acciones y participado en la piñatización de los bienes nacionales, muchos ya han muerto, pero han venido nuevos que quieren seguir el mismo sendero de explotación de lo poco que aún queda. Desde la era de la conquista ha sido explotado por aquellos que le dan atol con el dedo al pueblo, piña de mentirosos que hablan de democracia y defensa a la soberanía. ¿Y qué han hecho? desobedecer y mancillar la ley acomodándola a su favor y tratando de despenalizar actos punibles de lesa humanidad.

No sé cómo se puede lograr contrarrestar los desmanes en que incurren los que tienen el poder económico y político, porque hasta con procesos judiciales quieren optar a un cargo público; me imagino que están faltos de entendimiento, pues alguien que está procesado cómo quiere pasarse sobre las leyes electorales y que esta los acepte. Están enfermos de la mente.

Cuesta creerlo pero así es; a los que se les ha querido quitar la inmunidad no se ha podido porque hay tráfico de influencias y capital que al humano corrompe; el oro que suena no se desprecia y he ahí el mal infectoso de la corrupción. Cuando se piense diferente habrá nacido en esta tierra lo que llaman democracia, con movimiento de capitales que dejarán buen dividendo para la educación, para la salud, para la seguridad y para la alimentación de tantos niños, estos que hoy están en la pobreza y con un alto grado de desnutrición. Problema que no es atendido por el ente gobiernista.

Bueno, no queda más que pedir a las instituciones involucradas en este proceso electoral que se actué conforme a la ley que rige la materia y que no se presten a retorcerla porque esto se detecta y los que en ello han incurrido quedan como falsos patriotas.