Consuelo Porras de nuevo en el ojo del huracán

Por Eder Juárez
ejuarez@lahora.com.gt

Con las declaraciones de la ex fiscal general Thelma Aldana, ofrecidas a la cadena “CNN” en la que aseguró haber recibido una alerta de la DEA sobre un plan para atentar en contra de ella y que la fiscal general Consuelo Porras ya había sido informada de ello, nuevamente el papel que Porras tiene al frente del MP está bajo escrutinio público.

Analistas consultados por La Hora opinan sobre las actuaciones de la Fiscal, mientras que algunos consideran prudente esperar a que ella reaccione, otros critican su actuar como jefa del MP, tras los acontecimientos de los últimos días.

Según María del Carmen Aceña, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), es muy delicado emitir un juicio tras lo afirmado por Aldana, porque habría que escuchar el pronunciamiento de la fiscal general, Consuelo Porras y obviamente las acusaciones que hizo ayer Aldana son muy fuertes y tiene que esclarecerse, manifestó.

“Si todo lo que ella (Aldana) dijo ayer tiene sustento prácticamente hay que actuar rápidamente y la Fiscal General actual tiene que esclarecer lo que está sucediendo. Como no hay una investigación local seria se desconocen muchos detalles más que lo que se sabe de la captura de Mario Estrada, lo que ha dicho el presidente Morales, y las declaraciones que hizo ayer Aldana, entonces hay que esperar. Lo que se esperaría es que reaccione la Fiscal para tener una opinión, pero lo de ayer si fue sumamente preocupante”, refirió Aceña.

De acuerdo con la analista, se debe saber las coincidencias de advertencias y si la Fiscal General estaba enterada, conocer cuál ha sido su estrategia de investigación, “a lo mejor ella (Consuelo Porras) se puso de acuerdo con la DEA y la captura de Estrada es parte de esa estrategia, creo que hay que oír al MP definitivamente”, indicó.

SANTOS: PORRAS PODRÍA COMETER OMISIÓN

Por su lado Jorge Santos, de la Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, Guatemala (Udefegua), indicó que varias organizaciones sociales, populares de derechos humanos, a finales de enero de este año enviaron una carta abierta a la fiscal general, Consuelo Porras, manifestando con preocupación que observaban un clima de deterioro y el cometimiento de una serie de delitos que requerían de la actuación del MP de manera contundente y de oficio.

“Observábamos un proceso de lentitud y de falta de investigación que le corresponde al MP en casos de muy alto impacto en contra de funcionarios del más alto nivel y nos referíamos muy puntualmente a las desobediencias de aquellas resoluciones de la Corte de Constitucionalidad, se estaba dando por parte del Presidente de la República y otros funcionarios”, dijo.

Según Santos, se hace alusión a estos antecedentes porque de nuevo se está observando este mismo tipo de comportamientos en hechos graves, “de ser ciertas las declaraciones de la ex fiscal general, Thelma Aldana, supondría el cometimiento de un delito por parte de la fiscal general, Consuelo Porras, por omisión frente a una denuncia de tal dimensión, estamos hablando de una amenaza directa de muerte en contra de dos candidaturas presidenciales”.

Este conocimiento por parte de la Fiscal General tenía prácticamente un mes y la Fiscal no interpuso ninguna acción en ese sentido frente al Tribunal Supremo Electoral para que a ese candidato presidencial hoy capturado en Estados Unidos se le limitara y obstaculizara su candidatura, hasta la fecha se desconoce alguna acción por parte del MP, añadió el analista.

Santos indicó que todas las acciones de los funcionarios entran en el orden de lo político, “lo que uno puede establecer en ese sentido es prácticamente una colusión entre los actores que componen lo que cuidadamente se ha dado por denominar “el Pacto de Corruptos”, o este acuerdo entre estas elites en donde la figura del Presidente, varios de sus ministros, miembros de la oligarquía guatemalteca y miembros del crimen organizado han gestado y mantienen al país en la situación en la que está”, señaló.

Santos agregó que “todo conduciría a pensar que la falta de actuación particularmente cuando miembros de esta alianza están involucrados implicaría una adhesión a ese acuerdo entre estas elites en el país”.

AUMENTAN CUESTIONAMIENTOS

Por su parte Álvaro Montenegro, de Justicia Ya, manifestó que tras lo afirmado por Aldana aumentan los cuestionamientos en torno a la Fiscal General. En el caso de Aldana, debió tomar medidas lo más rápido posible, pero fue hasta ayer que tuvieron contacto con ella, dijo.

“Hemos visto que recurrentemente expresa de manera pública que va a iniciar ciertas investigaciones, pero no se ve claro el resultado de las mismas, como fue el caso de los cheques de la esposa de Jimmy Morales, por el Caso de Cash Luna o las investigaciones contra Degenhart y Jovel por haber desobedecido una orden de la CC”, afirmó.

A decir del activista, todo esto se conjuga al cuestionamiento que se ha venido dando respecto a la aceleración del caso de Thelma Aldana, contra quien se giró una orden de captura, versus el estancamiento del caso de Sandra Torres.

Agregó que esto se suma a la defensa que hizo el MP en la CC de Zury Ríos.

Prácticamente hay una alineación de la Fiscal y del MP con las fuerzas regresivas del país, indicó.

Montenegro considera preocupante que el trabajo que el MP venía realizando desde hace casi 10 años de fortalecimiento institucional, se está perdiendo, ya que costó construir la credibilidad ante la ciudadanía.

Se intentó conseguir una postura del CACIF para esta nota pero no contestaron las llamadas realizadas.

SIN RESPUESTA

Tras las declaraciones de Aldana a CNN, La Hora buscó una postura de Porras por medio de su equipo de comunicación, sin embargo hasta el cierre de esta nota no había respondido.