Consejos de un canceroso de próstata

Alfonso Mata
lahora@lahora.com.gt

Desafortunadamente, los médicos no pueden responder aún ¿qué deben hacer los hombres para no tener cáncer de próstata? Pero un paciente que salió de cáncer de próstata nos cuenta sobre lo que aprendió después de que lo tuvo y se lo trató. Nos regala sus lecciones aprendidas.

1. ACTÚA RÁPIDO

Si notas cambios en tu micción (volumen, frecuencia, coloración, malestar, dolor en tu orina, pérdida de peso) consulta a un médico, no a un amigo, especialmente si tienes más de 40 años.

2. CUALQUIER PROBABILIDAD ES REAL

Se te fue el problema de micción, solo la presentaste una vez. Se te diagnóstico prostatitis y se te curó: Busca hacerte controles de orina para ver cómo vas. Si te repite más de lo mismo, acude al urólogo.

3. LO PRINCIPAL EN EL DIAGNÓSTICO ES LA EXPLORACIÓN MÉDICA Y LOS LABORATORIOS

El médico y los exámenes de laboratorio son igualmente importantes, no te fíes solo del examen de laboratorio por ahorrarte la consulta. Si tu problema de micción recurre tan solo una vez, busca al médico. Lo principal, no consultes por teléfono a tú médico, menos al farmacéutico o familiar, visita al especialista, él te dirá qué hacer y te indicará qué examen debes realizar, no lo hagas por tu cuenta.

4. TOMA UNA SEGUNDA OPINIÓN

Si tienes el diagnóstico realizado por un urólogo: busca una segunda opinión lo más rápidamente.

5. LEER, LEER, LEER

Si se te diagnosticó ya cáncer; pregúntale y pídele a tu médico qué te recomiende que leer, qué página de gran confianza para él hay, en que puedas estudiar tu caso. Debes aprender y ser el mejor alumno sobre lo que tienes y saber qué se hace en otros países y todas las dudas que tengas pregúntaselas a tu médico no a Google. Los amigos nunca son expertos y muy usualmente son ignorantes. Te recomiendo que consultes la página web del Instituto Americano del Cáncer, los institutos de Cáncer de Europa (España, Inglaterra, Alemania, Francia); esos son los mejores incluso a veces puedes plantearles tu caso.

6. ENCUENTRA UN EQUIPO MÉDICO QUE SEA AFÍN

Si te diagnosticaron cáncer de próstata, en muchos casos son varios médicos de distinta especialidad los que te lo van a tratar. Esfuérzate por que entre ellos exista una buena comunicación, exígelo al que lleva la batuta. Y si tienes tu médico personal, o padeces de una enfermedad crónica pues rebasas los 50 años, también involúcralo. Tú pagas, tú exiges.

7. LA DECISIÓN FINAL LA TOMARÁS TÚ

Ya sea la elección de un médico o la elección de un protocolo específico de tratamiento, debes estar plenamente sabido de lo que te harán y de qué pasa si lo dejas hacer. Es tu cuerpo el que será sometido y debes preocuparte por entender con claridad lo que se le hará y lo que puede resultar de lo que se te hará; no vale dejar en manos de otro la responsabilidad como si se tratara de tu carro.

8. NO ROMPAS EL TRATAMIENTO QUE ACORDASTE CON TU MÉDICO

Fuera con los intrusos: las agüitas y yerbas milagrosas, piedras y cuanto cuento te receten en la calle. Un paciente responsable y sabido y enterado, es y tiene ya solucionado una buena parte de su problema y debe confiar en lo que le hacen y los que lo tratan. Y cualquier cosa que quieras añadir al tratamiento o a la forma en que lo vas a tomar consúltalo a tu médico, pues puede alterar tu tratamiento.

9. SOBRE TODO, COSAS INESPERADAS TE LASTIMARÁN

¿Cómo evitar eso en parte?: sabiendo en qué consiste cada procedimiento que te harán, para qué te lo harán y lo que ello puede ocasionar de malestar o impedimentos. Siempre pregunta cómo puedes remediar o disminuir el efecto no deseado.

10. NO ESTÁS ENFERMO, ERES TRATADO POR ALGO QUE TIENES Y CRECIÓ ANÓMALO EN TU CUERPO

No caigas en provocaciones alarmistas: a palabras necias oídos sordos. Nadie te puede decir lo que va a suceder con tu cuerpo, el médico te puede orientar en ello con su experiencia y en lugar de pensar en cosas que no sabes si van a suceder, pon en sintonía tu cuerpo con tu espíritu, eso le ayuda muchísimo al tratamiento. Mantente lo más activo posible, el cáncer de próstata no es para que te metas en una cama o en tu hogar a llorar.

11. GASTARÁS MUCHO DINERO Y MUCHO MÁS TIEMPO SI DEJAS PARA MAÑANA…

¡Así es! lo que estás haciendo es una inversión para mantenerte vivo y con los tuyos en la mejor forma posible, no te hagas el sufrido, esto te empeora. Continúa con tu vida normal con tu pareja, pues el cáncer no se pega ni se transmite.

12. NO ESCUCHES CANCIONES SOBRE MEDICINA ALTERNATIVA

Agüitas mágicas, flores milagrosas, dietas especiales, pócimas portentosas, cataplasmas y homeopatía. Todo esto ha sido estudiado y, por desgracia, es inútil. Solo pierdes dinero y tiempo. No escuches a las personas que lo recomiendan. Si crees que vas a estar enfermo ¡créeme! eso es exactamente lo que sucederá.

13. NO TENGAS MIEDO Y NO TE ABRUMES

Simplemente desperdicias tus nervios y no obtienes nada a cambio. Usa tu tiempo productivamente. Ríe mucho. ¡Esto es mucho más agradable que llorar! Y ayuda mucho al cuerpo pues moviliza mejor tu sistema inmunológico y entonces el pronóstico de curación mejora.

14. HABLA CON LOS DOCTORES EN SU IDIOMA

Los médicos han acumulado experiencia y saben lo que te puede pasar, no los dejes que te escondan nada y pregunta y pregunta. El que sepas ayuda a controlar tus molestias y apoya el tratamiento.

15. CONGELA EL ESPERMA

Antes que nada, no todos los tratamientos contra el cáncer de próstata producen esterilidad. Si piensas aún en tener familia luego del tratamiento y el médico te explicó de posible esterilidad, para no perder tu fertilidad, pregúntale cómo puedes conservar tu esperma.

16. TU PRINCIPAL RECURSO ES LA FAMILIA Y AMIGOS

El apoyo de tus familiares es de mucha utilidad, búscales para pasar ratos amenos no para que te hagan sentir casi muerto; comparte y pídeles que te apoyen a retirar tus sentimientos de miedo si los tienes, pues debes entender que no estás solo.  La incidencia del cáncer de próstata depende de muchos factores, como el estado hormonal del cuerpo, la dieta, el comportamiento sexual, los factores ambientales y las características genéticas. Si un familiar lo tuvo y no le fue bien, eso no quiere decir que te irá igual a ti.

17. VUELVA A VERIFICAR

Te sientes bien luego del tratamiento, no abandones los controles que te indicó el médico, debes seguir haciéndolos. Hay que esperar para comprender si todo va bien. Y recuerda, cada año que pasa, hay varios avances en la investigación del cáncer que permite mejor su control y genera menos complicaciones.

La medicina moderna es muy activa y exitosa en el tratamiento del cáncer de próstata cuando se detecta a tiempo, es importante por eso diagnosticarla lo antes posible. Tan pronto como aparezcan los signos iniciales, debes comunicarte con un urólogo, pero mejor aún si ya cumpliste 40 años y no tienes nada, visítalo. En las primeras etapas, es posible el tratamiento ambulatorio, en casos avanzados, el paciente es hospitalizado.

En la actualidad “gracias a los nuevos tratamientos, es posible mantener la calidad de vida de los pacientes durante un período de tiempo más largo, y el paciente tiene la oportunidad de continuar una vida normal”, así que fuera miedo –pregonan los médicos–.