Congreso da trámite al primer debate a prórroga del estado de Calamidad y de Sitio

La sesión extraordinaria celebrada esta tarde fue convocada de manera urgente, exclusivamente para conocer dos temas. Foto. Congreso.

POR HEDY QUINO
hquino@lahora.com.gt

El Congreso de la República dio trámite al primer debate de la prórroga por 30 días más al estado de Calamidad Pública por la pandemia COVID-19 y al estado de Sitio en los municipios de Nahualá, Santa Catarina Ixtahuacán y Santa Lucía Utatlán, Sololá por conflicto territorial, ambos decretos fueron emitidos por el Presidente Alejandro Giammattei.

La sesión extraordinaria celebrada esta tarde fue convocada de manera urgente, exclusivamente para conocer estos dos temas, sin embargo, esta se realizó con quórum reducido, lo cual imposibilitó que los dos estados de excepción se aprobaron de urgencia nacional.

La plenaria fue programada para las 14:00 horas, pero comenzó con más de dos horas de atraso, razón por la cual la bancada Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) se retiró del hemiciclo, según dijo la diputada Lesly Valenzuela, la medida se tomó porque la Comisión Permanente –Junta Directiva- no fue puntual, cuando ellos sí lo fueron.

La poca afluencia de diputados molestó al oficialismo y los militantes de los partidos aliados a VAMOS. Entre estos, el diputado Álvaro Arzú, quien criticó a fuertemente a sus colegas. “Son unos irresponsables, cobardes e insensatos, seamos serios”, declaró.

En tanto el oficialista, Roberto Calderón, llamó canallas a los diputados que abandonaron el hemiciclo.

LEA: COVID-19: Diputado califica de privilegio pruebas y suspender plenarias si hay sospecha de casos

POCO APOYO AL ESTADO DE CALAMIDAD

Durante la discusión de la ampliación al estado de Calamidad, diputados de la oposición afirmaron estar en contra porque el Ejecutivo no había dado los resultados esperados y no se le ha dado respuesta a la emergencia, a pesar que cuentan con los fondos suficientes, además, que presenta una baja ejecución en el presupuesto designado.

Los oficialistas y bancadas aliadas señalaron que el estado de Calamidad no se trataba de política ni de ideología, sino de vidas humanas, razón por la cual estarían apoyando la aprobación, según indicaron.

El estado de Calamidad le permite al Ejecutivo agilizar las compras para atender la emergencia, así como, permitirle al Presidente emitir restricciones.