Confinado en la copa de un árbol, ese es Antonio, un salvadoreño que sortea ahora al clima

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Daniel Antonio Rosales de 59 años tiene diez años de vivir en Guatemala y es originario de El Salvador, pero tiene al menos 3 años de pernoctar sobre la copa de un árbol en la Calzada Roosevelt en la 8ª Avenida de la zona 11 de la capital.

La improvisada vivienda de esta persona, sobresale entre la copa de los árboles verdes por su color naranja, que lo guarda del clima frío o caluroso del país y que también le permite actualmente hacerle frente a las condiciones de los últimos días y las constantes lluvias.

Rosales conversó con La Hora y relató que luego de dejar los vicios, decidió poner una casita en el árbol para no mojarse y sobrevivir.

Para subir a la copa del árbol tiene un lazo, también explica que si alguien pide posada ahí se queda y les regala ropa si lo necesitan.

“Gracias a Dios tengo colchoneta, tengo todo allá arriba… vivo feliz”, añadió Rosales.

Daniel Antonio Rosales de 59 años tiene diez años de vivir en Guatemala y es originario de El Salvador, pero tiene al menos 3 años de pernoctar sobre la copa de un árbol en la Calzada Roosevelt. Fotos y video: José Orozco/LH